viernes, 26 de enero de 2007

Obama y los problemas raciales


Desde el mismo momento en que el Senador Barack Obama anunció que se iba a presentar a presidente, a todos nos quedó claro que el color de su piel (negro, para más señas) iba a ser un tema importante de campaña. Lo que probablemente él no sabía es que le iba a traer problemas también con los propios afroamericanos.


El Reverendo Al Sharpton, toda una institución en la comunidad negra de Nueva York y candidato a presidente en 2004, lo ha dejado bien claro. Esta semana ha viajado a Washington para reunirse con los principales candidatos demócratas a la presidencia. Es una clara señal para Obama de que no dé por seguro que le va a apoyar tan sólo por ser negro. Y es que en la comunidad el caso de Obama es muy peculiar. El primer afroamericano con posibilidades de alcanzar la Casa Blanca pero... ¿Cuánto de Afroamericano? Eso se preguntan muchos, porque Obama no es el prototipo de negro cuyos ancestros fueron vendidos como esclavos y cuya familia se fe liberando del yugo blanco generación tras generación. Obama es hijo de madre blanca de Kansas y de padre Keniata,ambos bien situados económicamente, y aunque nació en Hawaai, pasó casi toda su infancia en Indonesia. ¿Conectará Obama con las inquietudes de la comunidad negra? Y si no consigue conquistar a su propia gente, ¿afecta eso a sus posibilidades como presidenciable? Dos difíciles preguntas que, hoy por hoy, no tiene respuesta.


PD. Entre mañana y pasado, qué dicen los candidatos de Irak y qué dijeron en el momento de la invasión.

No hay comentarios: