domingo, 4 de febrero de 2007

Demócratas juntos, que no revueltos


La reunión del Comité Nacional Demócrata no ha traído grandes noticias, pero ha merecido la pena ver reunidos a 10 candidatos a la presidencia y escuchar lo que tienen que decir. Dicen los expertos que John Edwards estuvo magistral, y la verdad es que después de leer el discurso he de reconocer que lo hizo muy bien. Muy emocionante, crítico, inspirador... en fin todo lo que el público estadounidense considera que debe tener un discurso glorioso. Aunque su campaña no despega, a mí me volvió a encantar Bill Richardson. A lo mejor es demasiado conservador, pero su discurso lo tuvo todo: profundidad, buen humor, autoridad... lástima que no termine de arrancar en las encuestas. Barack Obama estuvo muy bien, lo cierto es que es el mejor orador de todos, pero ya sabemos que su lucha está en el campo contrario, tiene que demostrar que hay sustancia detrás de la buena fachada. Hillary Clinton actuó como la favorita que es: sin riesgos, sin sorpresas y sin ningún gancho. Su campaña me parece aburridísima pero es cierto que para alcanzar la nominación, le basta con mantener su ventaja.

Hablando de favoritos, ya están recién sacaditas del horno las últimas encuestas en Iowa. Sin muchas sorpresas: Clinton mantiene una cómoda ventaja sobre Edwards, que lo tiene difícil para dar aquí la campanada. El sondeo le da a Obama un sólido tercer puesto y trae muy malas noticias para Tom Vilsack. La única esperanza del ex-gobernador para seguir adelante es, como ya dijimos, ganar en su estado. Un 4º puesto como el que le auguran las encuestas supondría el fin automático de su campaña.

No hay comentarios: