domingo, 8 de julio de 2007

Comienzan los problemas para Thompson


Es la misma historia de siempre: un candidato entra en la liza entre la adoración de la prensa, pero cuando los periodistas empiezan a investigar sobre él, pronto salen a la luz muchas cosas que le ponen en mala situación. Esta vez el protagonista es Fred Thompson y la revelación es uno de los mayores pecados políticos que puede cometer un republicano de hoy en día...

Volvamos la vista atrás hasta 1991, cuando George H.W. Bush, aún estaba en la Casa Blanca. Fred Thompson se ganaba la vida lejos de Hollywood, haciendo lobbying en Washington. Pues bien, según dice Los Angeles Times, una de las organizaciones que usó los servicios de Fred fue un lobby proabortista, que quería convencer a la administración para que no adoptara una legislación que negaría financiación federal a las clínicas que mencionaran el aborto como opción a sus pacientes, lo que se llamo la gag rule. Su campaña lo ha negado, pero los testimonios de varias personas y de los registros de la organización proabortista lo desmienten.

No es algo nuevo en el campo republicano de 2008. Giuliani cree en el aborto legal y MittRomney ha cambiado de opinión sobre el tema, pero el problema es que Fred Thompson ha basado su campaña en ser un nuevo Reagan, profundamente conservador, religioso y digno de confianza. Estas revelaciones, unidas a su divorcio y a su mujer 25 años menor, podrían quitarle puntos con sus principales valedores, la derecha religiosa.

1 comentario:

Saül Caballero dijo...

¡Qué le cooooooorten la cabeza!