lunes, 2 de julio de 2007

La pasta gansa (demócratas)

Dios mío, cuando los republicanos publiquen sus cifras no me dejéis que escriba sobre dinero en una buena temporada. Ya tenemos las donaciones del segundo trimestre, que podríamos considerar definitivas. He aquí los ganadores y los perdedores, con la cifra que llevan recaudada en los dos primeros trimestres de la campaña. Que nadie olvide lo importante que es el dinero en estas cosas...

  1. Barack Obama, nada menos que 55,7 millones de dólares, récord espectacular. Y más buenas noticias, es el que mayor número de donantes tiene, 158.000, lo que significa que muchos de ellos no han dado aún la cantidad máxima permitida y pueden donar más en el futuro. Otro aspecto a destacar: un tercio de la cifra la ha recaudado vía on-line.
  2. Hillary Clinton, muy cerca con unos 50 millones de dólares, aunque hay que recordar que ya partía con 10 que le sobraron de su última campaña al Senado. Está claro que es una cifra fantástica pero quedar por detrás de Obama por segundo trimestre consecutivo no le tiene que haber sentado bien. El dato negativo, el relativamente bajo número de donantes: la mayoría ya le han dado el máximo así que tendrá que buscar nuevos, algo que siempre es más difícil.
  3. John Edwards en un sólido aunque alejado tercer puesto con 21 millones. No está mal y las cosas pintan bien para él según las encuestas de Iowa. Tiene más que suficiente para seguir luchando.
  4. Bill Richardson alcanza los 13 millones a pesar de los altibajos de su campaña. Es de suponer que la comunidad empresarial hispana está apoyándole. Es una buena cifra para mantenerse competitivo en los cuatro primeros estados.
  5. Chris Dodd no para de sorprenderme con sus 12 millones. Vale que más de cuatro millones le sobraron de su última campaña senatorial, pero aún así es impresionante para una persona que las encuestas sitúan poco menos que en el margen de error.
De propina: John McCain recaudará en torno a 12 millones. Tan pobre cantidad ya ha tenido consecuencias, ha tenido que despedir a 50 trabajadores de la campaña y reducir el sueldo a varios más. Tal vez nos quede poco de disfrutar del viejo John como candidato.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo bueno de las campañas americanas es que pagan hasta a los voluntarios (que ya es decir). yo trabajé en una campaña española y en la noche electoral no me dieron ni una cola, después de tres meses de notas de prensa, prepración de candidatos, etc... Lo mejor es lo de los EEUU: todo trabajo se paga, porque trabajar sin cobrar es malo, igual que cobras sin trabajar (¡Bendita mentalidad calvinista!)

Doro dijo...

¿Será algún tipo de indicativo la ventaja monetaria de Obama? Me gustaría cree que sí...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Es indicativo del atractivo del candidato, de su popularidad en sectores políticamente activos.

Pero Obama está decepcionando allí donde más fuerte se suponía que podía ser. En los debates. Está a años luz de la disciplinada Hillary. Está siendo una decepción. Seguramente le hecho de que no haya debates direcos a dos bandas Hillary-Obama es lo que impide a Obama avanzar en esos foros de candidatos. Con turnos de 8 está perdido.

El dienro quee stá recaudando puede servirle para presionar para ser candidato a VP. Aunque una mujer de Nueva York y un negro de Chicago en un mismo ticket sería demasado para demasiados.