martes, 3 de julio de 2007

ÚLTIMA HORA: Bush perdona a Libby


Me he desvelado y he venido al ordenador como a las 4 de la mañana para encontrarme con esta bomba informativa. Scooter Libby, el ex-jefe de gabinete del vicepresidente Dick Cheney,no cumplirá los dos años y medio de cárcel a los que fue condenado, el presidente ha conmutado su pena. Para quien no lo recuerde, Libby fue condenado por filtrar a la prensa que Valerie Plame era una agente secreto de la CIA. Lo hizo como venganza porque su marido, diplomático, era un abierto opositor a la invasión de Irak. Más tarde, mintió al FBI durante la investigación para quitarse culpas de encima.

La decisión no puede ser anulada por ningún tribunal ya que según la constitución, el presidente tiene un poder de gracia ilimitado. Esto tendrá graves consecuencias para los candidatos republicanos. Los perdones a criminales nunca son bien recibidos por el público pero esta vez, tratándose de alguien tan cercano al presidente, la indignación puede dispararse. En una encuesta recién publicada, apenas un 21% de los estadounidenses estaba a favor del indulto. Además, Bush ha roto abiertamente las "líneas maestras" que la propia administración se autoimpuso para otorgar perdones, especialmente la condición de que el condenado debía agotar antes todas las vías legislativas. Saltándose ese requisito Bush ha evitado que Libby pase un sólo día en prisión. Esto lo ha hecho el presidente que menos indultos ha concedido en los últimos cien años...

Los candidatos demócratas están que arden. He leído palabras duras de Clinton, Obama, Edwards, Richardson, Dodd y Biden. Los republicanos guardan silencio por el momento a excepción de Fred Thompson, que ha dicho que se siente feliz por Libby y que esto representará un gran alivio para su mujer y sus hijos. Unas palabras que podrían hacerle sumar algunos puntos con un Bush en horas bajas, pero que le pasaran factura a la larga porque en Estados Unidos hay pocas cosas más serias que un delito contra la seguridad nacional que queda impune.

No hay comentarios: