martes, 17 de julio de 2007

Ninguno de los anteriores

Ése es en efecto el líder de las encuestas republicanas, no Giuliani, ni Thompson, ni McCain, ni Romney... sino Ninguno de los anteriores. Los republicanos no están nada contentos con sus alternativas, incluso ahora que Fred Thompson ha entrado en liza. Las dos últimas encuestas nacionales de Gallup y Zogby coinciden en señalar que los republicanos indecisos llegan al 25%, con lo que esta es la opción más popular entre los republicanos.

Aquí os dejo una gráfica muy ilustrativa de la evolución de la intención de voto para John McCain en los últimos meses. A veces una imagen vale más que mil palabras.

2 comentarios:

Saül Caballero dijo...

Estamos sedientos de sangre, de destripe, de vísceras crudas de candidatos republicanos y/o demócratas...

Dadnos dadnos dadnos más pan y circo!!!

Traduciendo: esperamos expectantes más artículos

:-D

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Los republicanos necesitan alguien que hable claro. Mientras no lo encuentren, no estarán satisfechos. Siempre han estado más obsesioandos que los demócratas en que los candidatos o políticos en geenral han perdido ya la posibilidad de expresarse líbremente. Miden cada palabra,c ada gesto, todo tiene una motivación estratégica. No hay franqueza. Quieren un candidato franco. Por eso siempre giran la cabeza hacia Ronald Reagan con nostalgia y añoranza. Porque era un hombre franco.

Hoy en día eso es algo difícil de encontrar. Casi imposible. Tal vez Giuliani con esa imagen de tipo corriente de Nueva York pueda ser un tío directo, pero tiene otros handicaps. Romney es un hombre con un muy buen caracter, al que nadie podría sacar de sus casillas, un hombre que gusta y cae agradable, pero demasiado "educado", más correcto que franco.

Fred Thompson es una opción formidable, un hombre que supera los 2 metros de altura, que sobresale sobre todas las cabezas, con voz profunda, sentido teatral y talento oratorio. Peeero... también tiene sus defectos. Ha sido durante muchos años lobbyista en Washington, algo que da mala reputación, y que le pone trabas a su estrategia de rpesentarse con la etiqueta de "outsider" u hombre ajeno a Washington. Si hubiera sido Gobernador y no hubiera estado trabajando para firmas de abogados de Washington sería ahora mismo el indiscutible favorito a la nominación del GOP.