miércoles, 26 de septiembre de 2007

El debate número 2 millones

Hay veces que los periodistas conspiramos para crear noticias. Supongo que se trata de un instinto, como en el caso de hoy. Los 101 candidatos demócratas nos han deleitado ya con muchos debates. La mayoría han pasado sin pena ni gloria, pero a la prensa le ha dado por pensar que el de esta noche en el Darmouth College de New Hampshire va a ser diferente. Supongo que las campañas están detrás de esas sospechosas filtraciones que señalan que ésta va a ser una noche dura para Hillary Clinton.

Los enterados presienten que Barack Obama y John Edwards van a sacudirle pero bien a la favorita. Hasta ahora los tres grandes candidatos se han respetado casi demasiado, pero según parece, las últimas encuestas han asustado y mucho a los rivales de Hillary, que asisten impotentes a lo inalterable de su ventaja. A sus grandes números nacionales hay que sumarle que también mejora enormemente en los estados del principio. Observad si no la última encuesta de CNN en New Hampshire, en la que Hillary obtiene un 43%, muy por encima del 23% de Obama y a años luz de Edwards (12%) y Richardson (6%).

Temen y con razón, que Hillary no sea el típico frontrunner que se deshincha según sus rivales reciben más cobertura mediática. Lo que parece es que Hillary va a ser ese frontrunner que domina las Primarias de principio al fin, con uno o dos resbalones como mucho. Así lo hizo Bill...

De propina: por aquellos problemas de calendario, los candidatos se comprometieron a no hacer campaña en Florida. Lo que no dijeron fue que no iban a mandar a sus esposas/esposos.

2 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No creo que la carrera de Hillary sea comparable a la de Bill. Bill venía desde atrás. Para finales de 1991 ya se había lorgado colcoar arriba en los sodneos, pero viniendo de la nada, algo parecido a lo que ocurre con Romney este año peor en evrsión sureña. La suerte que tuvo Bill es que aquel año los favoritos renunciaorn a presentarse. Y también la suerte de que pasaba más tiempo entre una primaria y otra. Eso le eprmitió que el desastre en Iowa no le afectara demasiaod, y que hubiera suficiente tiempo entre New Hampshire y la priemra priamria del Sur, para vender esa imagend el comeback kid. Bill aquel año, superó las expectativas. Se hizo ganador superando las expectativas. A partir de ahí lo ganó todo poque ya era un ganador. Es la experiencia soñada por cualquier candidato. Lo que te hace irresistible. Ganar por méritos propios.

Hillary Clinton es más bien el Bush del 1999-2000. Un candidato que se presupone favorito desde un principio por ser quien es, por su nombre y sus contactos. No puede superar las expectativas en las priamrias porquee stas ya son muy elevadas. Lo único que puede hacer es hacer lo que se espera de ella, o cagarla. Es una posición más privilegiada que la de Bill en el 92, pero también menos desahogada, mucho más incómoda. Nucna serás un héroe. Serás lo que se esperaba, o serás un fracaso. Nunca un héroe.

Fredy dijo...

En efecto Cuando no puedes hacer nada para ALCANZAR al que va en la cima, el unico recurso que tienes es tratar de BAJARLO.

Lamentablemente esta es una máxima que utilizan los politicos pero creo que Hillary saldrá victoriosa de estas primarias.

A Hillary ya no le pueden decir nada nuevo TODO SE LO DIJERON CUANDO FUE PRIEMRA DAMA, le dijeron que era lesbiana, oportunista, asesina, etc. todo esto ya lo ha oído el electorado, por lo cual nada nos podrá sorprender