jueves, 13 de septiembre de 2007

Fuga de cerebros

En la campaña de Hillary Clinton están más que preocupados. Parece ser que Barack Obama está llevándose a su trinchera a gran parte de las superestrellas de la Administración de Bill Clinton. Todo indica que la versión Clinton 2.0 no les convence tanto como el original.

Anthony Lake, por ejemplo, era el asesor número 1 de Bill Clinton en política exterior. Fue Asesor de Seguridad Nacional durante su primer mandato y fue nominado por el presidente para ocupar la dirección de la CIA, aunque no fue confirmado por el Senado. Lake está ahora con Obama, lo mismo que Greg Craig, el abogado que llevó la defensa de Bill en el proceso de impeachment por el asunto de Mónica Lewinsky y las "relaciones impropias". También Federico Peña, secretario de Transportes y de Energía en los gobiernos Clinton, y como él, gran parte de los altos cargos del entonces Consejo de Seguridad Nacional.

En el lado de Hillary está sentando muy mal que tantos fieles emigren al Obama Team. Tanto es así que, según se comenta en Washington, el ex-embajador de Bill Clinton ante la ONU Richard Holbrooke se está encargando de transmitir a los ex-asesores de la Casa Blanca de Clinton que "No cometas un error. Si Obama gana, recibirá con los brazos abiertos a todos en su administración, pero si gana Hillary, ese no va a ser el caso" Ummm eso sí que es una amenaza. Holbrooke lo ha negado todo en una entrevista a la revista Newsweek. Dice que su postura es que "Todos estaremos en el mismo equipo dentro de unos meses". Sobre todo él, que suena y mucho para secretario de Estado si Hillary llega a la Casa Blanca.

De propina: el autobús de campaña de McCain ha cambiado de nombre, antes se llamaba el "Straight Talk Express" (El Expreso de las cosas claras) y ahora ha tomado una denominación mucho más más acorde con el espíritu actual de la campaña; "No surrender" (No a la rendición)

1 comentario:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Richard Holbrook será el secretariod e Estado si gana Hillary Clinton. Y sabe que si gana Obama tambiéns erá Secretariod e Estado porque sus amiguitos del Council on Foreign Relations y todos los insiders de Washington que conoce se lo recomendarán al nuevo Presidente.

Tiene mucha razón en lo que dice.