sábado, 1 de septiembre de 2007

Sábado aburrido... ah! y Richardson

Hoy parece que la cosa está muy tranquila. Hillary Clinton estuvo anoche haciendo un poco el payaso en el show de David Letterman, pero poca cosa más. La atención de los medios está lejos de la carrera presidencial en este fin de semana previo al Labor Day. Esta fecha solía marcar el inicio oficial de las campañas, pero en los últimos años cada vez se adelantan más los anuncios de "I'm running for president".

Bill Richardson, el eterno segundón demócrata, ha visto nacer un escándalo. Un promotor le ha donado 100.000$ y un avión privado... y acto seguido ha conseguido un importante contrato con el Departamento de Transportes de Nuevo Méjico, el esta del que Richardson es Gobernador. En fin, como en las encuestas no levanta cabeza nadie le está prestando mucha atención al asunto.

Fuera de la política presidencial, los republicanos están en pleno proceso de autodestrucción este fin de semana. En más o menos 24 horas se han enterado de que: el senador de Virginia JohnWarner no se presenta a la reelección para un sexto mandato (un asiento que van a perder casi con total seguridad), el Senador Larry Craig de Iowa ha dimitido (sí, el del sexo gay en el baño), el superasesor de Bush Karl Rove pasa su último día en la Casa Blanca, el portavoz del Presidente Tony Snow lo deja el 14 de septiembre y el Departamento de Justicia investiga al recientemente dimitido Fiscal General, Alberto Gonzáles, por perjurio. ¡Menudo sábado!

5 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No creo que la dimisión de Larry Craig sea nada autodestructivo para lso republcianos. Beneficia a lso republcianos. En 2008 podrán presentar un nuevo candidato que en Idaho no tendrá problemas de ser elegido. Ya en 2006, en Montana, si en lugar de rpesentar al Senador Conrad Burns, lo hubieran hecho dimitir y presentado cualqueir otro, ahroa estarían controlando el Senado.

La retirada de John Warner sí es una mala noticia para los republicanos, siempre y cuando Mark Warner se rpesente a ese escaño. Si Mark Warner es seleccionadoc andidato a la Vicepresidencia ya será otra historia. No sé en qué te basas para decir que los republicanos van a perder ese escaño en cualquier caso. En 2006, un año bastante peor para lso republicanos de lo que será el 2008, perdieron el escaño de Allen por apenas unos cientos de votos.

Por otra parte, las elecciones al Senadod e 2008 coincidirán con als elecciones a la Presidencia. Esto hace que los candidatos al Conrgesos ean relacionados con elc andidato nacional que presenta su partido. Si lso demócratas presentan para la Presidencia una figura tan alejada de la cultura política de Virginia como es Hillary Clinton, el candidato demócrata no lo tendrá muy fácil salvo que diga que no concoe a esa mujer. El mismo riesgo corren los demócratas en Louisiana, Arkansas o South dakota, con los escaños de Mary Landrieu, Mark Pryor o Tim Johnson. En esos estados, si los republicanos relacionan a esos candidatos con la candidata nacional de los demócratas tendrán serios apuros.

Receurda eld año que Kerry hizo a todos los demócratas sureños en als eleccioens al Congreso de 2004. Y no fue por el terrorismo o la guerra. Aquel hombre era un EXTRANJERO en ciertos lugares del país.

Virginia esta semana acaba de aprobar pro ejemplo una de legislaicoens más cosnervadoras sobre inmigraicón de toda la Unión. Lo ha aprobado su Asamblea estatal que es de mayoría republicana. Y el actual Gobernador, ganó la gobernación en una competición sobre quién era el candidato más antiabortista.

Todo depende del nivel de movilización que haya. En Virginia si el electorado republciano se moviliza un demócrata tiene poco que hacer si compite el mismo día que compite la neoyorkina Hillary Clinton. Salvo que se llame Mark Warner, y sea un ex Gobernador pro-vida, amigo de la NRA y fiscalmente conservador, y prometa que en el Senado no apoyará la agenda progresista de un presidente progresista.

Carlos :. dijo...

Es desde luego un mal ciclo de noticias... Respecto a mi predicción de Virginia, se basa en varios argumentos: el primero es que casi con total seguridad se va a presentar Mark Warner, y tiene casi asegurada la elección como tu bien sabes (siempre le defiendes, ayyy que candidato se han perdido las presidenciales...) En segundo lugar, el oponente. Todo indica que los republicanos vana presentar a Jim Gilmore, el ex-gobernador con un récord en creación de deficit y que sale de una campaña presidencial lamentable. Por último, a pesar de la "cultura política de Virginia" las cosas están cambiando. Cada vez tienen más pesos los suburbios cercanos al D.C. que son profundamente demócratas. Un abrazo!

Javi dijo...

Señores, es una gozada leer vuestros dos Blogs, y el nivel que teneis...

Me da vergüenza, eh? Yo, que he estado "metido" en política allí, sólo me he dedicado en los últimos 3 o 4 años a seguirla a "grandes rasgos" y me he centrado aquí.

Pero me voy a poner las pilas (cuando termine un "proyecto" del que ya recibireis noticias"), y me voy a dedicar en cuerpo y alma al Supermartes.

Por cierto...que sepais que estais todos los dias en mi blogroll. Ambos.

Saludos.

Javi

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¿Jim Gilmore? Hasta donde yo sé los republcianos presentarán al congresista Tom Davis del decimoprimer distrito de Virginia. Antiguo presidente del Comité Congresional Republicano.

Contra Mark Warner nadie tiene nada que hacer. Pero también se habla que Warner prefiera presentarse nuevamente a Gobernador de Virginia en 2009. Lo cual sería un movimiento más beneficioso para él si en 2012 quiere aspirar a la Presidencia.

En cuanto a lo de la creciente influencia de los distritos cercanos a DC es algo que se lleva diciendo ya mucho tiempo. Pero Virginia no es ni será nunca Maryland. Por otra parte, lo que te dije, una cosa es votar a un demócrata de Virginia y otra cosa es hacerlo cuando sale en als papeletas con un demócrata de Nueva York. En las presidenciales Virginia será republicana en cualquier caso, estamos hablandod e un estado que votó hasta a Bob Dole teniendo a Perot y Clinton... el problema para el candidatod dmócrata será no ser relacionado con el candidato demócrata a la Presidencia. De los nombres actualmente en carrera, el únicod emócrata que podría llevarse Virginia en las presidenciales es John Edwards. Con Edwards para la Presidencia y Warner para´el Senado sí que podrían llevarse ambas cosas.

Otra posibilidad es que Hillary escoja a Warner para VP y al mismo tiempo se rpesente al Senado, como hizo Lieberman en 2000. Esa sí podría ser una buena jugada. Se llevarían el escaño del Senado y podrían disputar ele stado en als rpesidenciales, aunque dudo que el estaodd e Thomas Jefferson votase a Hillary, ya que no votó ni a su marido. Es más, creo que Hillary también lo tendrá chungo para llevarse West Virginia, ese sí estado tradicionalmente demócrata que votó dos veces por su marido.

Carlos :. dijo...

También he oido lo de Davis pero está habiendo mucha contestación a su posible candidatura por parte de algunos importantes grupos republicanos (hablo por ejemplo del Club for Growth). Aparentemente no es suficientemente antitaxes como ellos querrían...