domingo, 9 de septiembre de 2007

Un domingo con Oprah y el matrimonio homosexual


Si alguien se había preguntado qué efecto puede tener el apoyo de Oprah Winfrey a Barack Obama en esta campaña presidencial, hoy puede cifrarlo de momento en unos tres millones de dólares. Esa es la cifra aproximada que se ha llevado Obama tras una cena que la reina del talk show ha celebrado en su mansión de Santa Mónica. 1.500 hollywoodienses pagaron 2.300$ (el máximo legal) por un menú amenizado por la música de Stevie Wonder.


Lejos de su terreno natural de las colinas de Los Ángeles, Fred Thompson cedía en Iowa a una vieja reivindicación de la derecha religiosa. El ex-senador siempre se había opuesto a una enmienda constitucional que prohibiera el matrimonio homosexual porque sería una invasión del Gobierno Federal en las competencias de los estados. Ayer cambió un poco... dijo que estaba a favor de una enmienda que impidiera que si un estado permitía el matrimonio entre homosexuales ("por ejemplo Massachusetts, por decir uno" - Oh sí Fred, qué casualidad) el resto de estados tuvieran que reconocer esa unión. Hoy en día, la constitución tiene una cláusula de fe y crédito que asegura que los estados reconozcan las actuaciones en materia censal de los otros.


De propina: Mitt Romney ha dicho que Mike Huckabee y Fred Thompson necesitan recaudar 20 millones $ para entrar en el grupo de cabeza. ¿Qué hacen los candidatos hablando de estas cosas?

No hay comentarios: