lunes, 29 de octubre de 2007

Ronda de encuestas (29 de octubre de 2007)

Demos una vuelta por los números de Iowa gracias a los resultados de la última encuesta de la universidad de Iowa. En el primer estado de las primarias, los caucus demócratas están que arden y los republicanos pueden imponer grandes cambios en la carrera.
¡A las cifras!

Demócratas:
Hillary (29%), Obama (27%), Edwards (20%), Richardson (7%)

Seguimos en el empate técnico. Los que quieren enterrar a Obama tendrán que esperar un poco más, porque en Iowa está en plena forma: ha subido cinco puntos en tres meses. Edwards sigue en la liza pero el resto de los candidatos están a años luz. Hillary se juega más de lo que muchos creen, las expectativas están en el cielo. Ganar, o nada.

Republicanos:
Romney (36%), Giuliani (13%) Huckabee (13%), Thompson (11%), McCain (6%)

Salvo desastre, Romney va a vencer aquí pero la gran batalla será por el segundo puesto. Un candidato de gran perfil nacional como Giuliani se puede permitir un tercer puesto pero mal pintan las cosas para Thompson si hace cuarto. La gran noticia, como todas últimamente, va para Huckabee. El gobernador sin dinero está a tiro de un segundo puesto que le catapultaría hacia arriba. Gusta en Iowa, ha subido 10 puntos en tres meses. Peor lo lleva McCain, que no termina de resucitar a pesar de sus anuncios de televisión. Si queda quinto, su campaña estará vista para sentencia.

De propina: mañana debate demócrata en Filadelfia. A observar: cómo Obama y Edwards atizan a Hillary. Se acabaron los miramientos y los buenos modos, caña a la ex-primera dama.

La bola de cristal: con los demócratas y los republicanos de acuerdo, los votantes de Iowa celebrarán los caucuses aún con la resaca del año nuevo, el jueves tres de enero. Ahora New Hampshire moverá su primaria no más de una semana después.

7 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Yo sigo convencido de que Obama da en als encuestas más altod e lo que realmente está. Sigo apostando porque en Iowa le pasará lo que a Howard Dean, que iba de favorito y quedó tercero porqué tenía mucho apoyo general pero poco apoyo fuerte. Hillary es Hillary, y John Edwards tiene a los que ya le hicieron quedar segundo hace cuatro años. Eso sin mencionar que muchos votantes de Iowa ven personas de color sólo en la televisión xD Los jubilados suelen ser la clave para los demócratas en Iowa.

Lo de Mitt Romney es algo que no se veía desde hace tiempo. Seguramente desde que surgió Bill Clinton, no veíamos a alguien que al principio era un underdog tomar la delantera con esa fuerza. Giuliani y McCain ya dan por perdido Iowa. Ni van por allí.

A Huckabee no le servirá de mucho el segundo puesto en Iowa porque en New Hampshire perderá todo el momento, y en South Carolina ya la decisión estará presentada por la prensa como cosa de dos.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Y si estoy de acuerdo contigo en eso que insinúas de Hillary. Puede ser víctima de las altas expectativas. Si empieza perdiendo en Iowa, puede caer como el plomo. Su punto fuerte es su imagen de ganadora y ese estilo de apisonadora, si pierde eso se queda en nada.

A Bush estuvo a punto de pasarle algo parecido cuando perdió contra todo pronóstico la primaria de New Hampshire en 2000.

Joan Mejia dijo...

Creo que Hillary tiene lo mismo que Guliani que se puede dar el lujo de perder en Iowa por que ya en Carolina del Sur y en New Hampshire es muy alta, menciono estos que son los estados que tienen las primeras primarias, por que para el "super martes" Hillary tiene todas para quedarse con la candidatura democrata.

Escribo esta para que se note en este blog que hay presencia de personas que apoyan a Hillary ya que me he dado cuenta que en tus articulos no quieres darle a Hillary los meritos que tienes y por todas las acciones buscas lo negativo y haces todo lo contrario con Obama, que hasta los otros dias no habias escrito algo que anduviera mal en su campana

Carlos :. dijo...

Amigo Joan,

Si algo le sobra a Hillary son amigos... De cualquier forma, lo siento si has notado un sesgo en mis posts, trataré de corregirlo. Aunque sabiendo que esto te ha animado a comentar, es probable que lo haga más a menudo a ver si son más los que se apuntan.

Lo cierto es que más que simpatía a Obama, lo que tengo son ganas de ver más acción en una carrera demócrata que parece demasiado preparada para una coronación de Hillary. En cualquier caso, nadie puede esperar una imparcialidad perfecta, no la tengo, me limito a aportar mi humilde punto de vista sobre estas elecciones.

De cualquier modo, como observador desde hace mucho de la política estadounidense, te digo que cuanto pongo en el post es cierto. Las expectativas de Hillary son muy altas y habría que ver su reacción si sufriera una derrota en un sitio clave como Iowa.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Lo que le pasa a Carlos con Hillary es lo que nos pasa a todos. Ya está tan vista que resulta cansina y corta el rollo. En el fondo todo el mundo está deseando que alguien diferente surja. Ya cansa tanto Clinton y tanto Bush uno detrás de otro. El problema es que no se observa entre los demócratas a nadie nuevo que pueda surgir como Kennedy, Carter o Clinton en su día. Hillary es la opción del aparato del partido, como lo fue hace cuatro años Kerry y hace ocho años Gore. Y a la gente lo que le gusta es ver cómo gente diferente pone en problemas a estos dinosaurios que están más vistos y repetidos que los capítulos de 'El Equipo A'.

Pero no se observa en las alternativas talento suficiente. En cambio la carrera republicana sí está entretenidísima, con dos pesos epsados nacionales como McCain y Giuliani en apuros ante un outsider como Romney. Eso lo hace más interesante y atrae gente al proceso. Las primarias han sido toda la vida la etapa del proceso en la que se pone a prueba la cpacidad de los candidatos, y por desgracia en los últimos tiempos es más difícil poner a prueba la capacidad de los candidatos favoritos del partido. Y eso desvirtúa la carrera.

Hillary se limita a hacer lo que debe hacer para mantener su estatus. Y con eso le vale en las primarias. En la elección general sí que será puesta a prueba por un candidato republicano que ya estará muy curtido después de una batalla muy exigente en sus primarias. Hasta ahora su capacidad de reacción no ha sido puesta a prueba porque entre sus rivales demócratas no hay candidatos astutos como lo fue su marido por ejemplo, que la haría pedazos.

Anónimo dijo...

Yo apuesto a que las cosas en Iowa van a quedar muy pero muy cerradas donde ni Hillary ni Obama van a quedar alante, me luce que John se va quedar con el Estado.

Jordi Coll dijo...

Hace tiempo que sigo el blog y no veo sesgos, la verdad. Este, el de Antxon y América Decide son los mejores para seguir las elecciones americanas. Es la primera vez que comento, prometo hacerlo más a menudo! ;)