Archivo del blog

domingo, 13 de enero de 2008

Black is black. Un buen patinazo

(Este post está escrito en un cibercafé junto a las blancas montañas del pirineo aragonés. Estas minivacaciones son la razón por la que la actualización de este fin de semana no ha tenido el brío habitual. Me quedo aquí hasta el viernes pero escribiré cada día al menos una vez.)

El próximo 26 de enero los demócratas de Carolina del Sur están llamados a las urnas para elegir a su candidato a presidente. Es un estado clave no sólo por sus 54 delegados, sino porque es el último estado antes de un crucial Supermartes (sin contar a Florida, que en teoría ha perdido sus delegados por adelantar su primaria contra las reglas del Partido). Es evidente que interesa salir de allí con un halo de victoria y todo el momentum posible, así que la batalla se presenta feroz como casi siempre entre Hillary y Obama. Y la clave es y explicación del título es... que casi la mitad de los votantes de las primarias demócratas del estado son negros.

Teniendo en cuenta esto, se puede analizar el flaco favor que se ha hecho a sí misma Hillary Clinton con estas palabras:

"Apuntaría el hecho de que el sueño del doctor (Martin Luther) King empezó a
hacerse realidad cuando el Presidente Johnson hizo aprobar la ley de Derechos
Civiles de 1964, cuando fue capaz de manejar a través del Congreso algo que el
presidente Kennedy había querido hacer, el presidente anterior ni siquiera había
intentado y que requirió un presidente para hacerse realidad."

Bueno, no es una barbaridad en mi punto de vista, pero insinuar veladamente que el máximo héroe y mito de la comunidad negra y su liberación tuvo un papel menor en la conquista de los Derechos Civiles... eso es pecado para muchos de ellos. Especialmente cuando el presidente Johnson hizo una genial y trabajosa labor legislativa pero Martin Luther King fue asesinado en un hotel.

Hillary ha visitado hoy el plató de Meet the Press para dejar claro que donde dije digo, digo Diego. Que la prensa me malinterpreta y que detrás de la prensa esta el malvado Barack Obama desinformando. En fin, she has a dream, too. ¿Verdaderas repercusiones? No lo tengo claro. El voto negro es efectivamente clave y Obama tiene el color, que no el legado, a su favor, pero pasado mañana Michigan vota. A pesar de que ha perdido sus delegados por la misma razón que Florida, habrá un ganador y un perdedor, y eso tendrá sus consecuencias.

De propina: el alto mando de Rudy Giuliani ha decidido renunciar a sus sueldos para ayudar financieramente a la campaña. Más vale que el resultado de Florida valga la pena o la campaña de Giuliani va a ser recordada como el gran fiasco de estas elecciones.

La Bola de Cristal: creo firmemente que Mitt Romney va a ganar pasado mañana en las primarias de Michigan.

8 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Hillary Clinton tiene toda la razón del mundo en lo que dijo. La gran apuesta la hizo Lyndon Johnson, un hombre de Texas, un hombre del Sur, que sabía que promoviendo y firmando esa legislación estaba entregando todo el Sur (el bastión regional más leal al Partido Demócrata) al Partido Republicano. Seguramente eso al doctor King se la traía floja, pero Johnson era muy consciente de ese riesgo y era un político, y se comprometió.

Obama está utilizando el tema de forma populista para atraer a los negros en Carolina del Sur. Pero lo que dijo Hillary es la verdad. Y buscar algo malo en esas declaraciones, es buscarle cinco pies al gato.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Michigan no tendrá ningún impacto entre los demócratas porque allí sólo compite Hillary.

Carlos :. dijo...

estoy absolutamente de acuerdo con lo que dices de Lyndon Johnson pero ambos sabemos que la comunidad negra de Carolina del Sur puede no verlo de la misma forma. A veces no es una cuestión tanto de las palabras en sí, como de la impresión que pueden dejar en este importante grupo de votantes

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¡Viva Lyndon Johnson!

Obama no estaría a su altura ni en sus sueños más húmedos.

Carlos :. dijo...

ni hillary, ni edwards, ni bill clinton, ni JFK, ni....

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Sólo Reagan. Johnson y Reagan han sido los Presidentes más revolucionarios de la última mitad de Siglo. Aunque opuestos. Uno enterró el legado del otro cuando ya no funcionaba.

En el lado de los realistas, los mejores Truman y Nixon. Curiosamente los menos valorados.

Ruben Monty dijo...

Antxon y carlos, no podría estar más de acuerdo con vuestra opinión de Lyndon Johnson. Es para mí, el presidente más injustamente tratado de la historia. Sin embargo, tendría múltiples objeciones a la gestión de Ronald Reagan, sobre todo en su resultado a largo plazo.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

También als políticas de Johnson fueron un problema a medio-largo plazo para los demócratas. Se cargó sobre las espaldas de la clase media todo el peso de la Gran Sociedad. La única respuesta del Gobienro ante la quiebra de la sociedad eran desembolsos asistenciales pagados con el dinero de la clase media, cada vez más harta. Así llegó la reacción. Nada es duradero.