Archivo del blog

martes, 1 de enero de 2008

A dos días: Too close to call

Se supone que la noticia de hoy es la última encuesta del Desmoines Register para Iowa, que da a Barack Obama siete puntos de ventaja sobre Hillary y otorga la victoria a Mike Huckabee. Pero como cada día, tengo otras cinco encuestas que predicen cosas diferentes, así que no merece la pena.Lo que parece claro a juzgar por los expertos y por la dirección de los ataques de Obama, es que John Edwards tiene aún mucho que decir en este caucus. Si gana contra el dineral de sus contrincantes, será un auténtico pelotazo.

Precisamente en esta recta final, Edwards se ha hecho con el endorsement de Ralph Nader. El ex-candidato presidencial del Partido Verde no tiene precisamente buena imagen en el aparato demócrata, pero conserva bastante predicamento con la izquierda más izquierda que es un factor importante en primarias.

En cualquier caso, la incertidumbre va a durar muy poco. Sólo dos días para conocer el veredicto de los caucus, para que decidan los votantes de este estado pequeño e irrelevante para todo cuanto no son las carreras presidenciales. Todos los ojos están puestos en Iowa, sobre todo los de los 2.500 medios acreditados.

De propina: la última encuesta de la Suffolk University de New Hampshire da la victoria por seis puntos a John McCain. The Old Man's back!

La Bola de Cristal: este post hace el número 202, ¡seguiremos hasta el final!

1 comentario:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Feliz año nuevo. McCain creo que podría ganar en New Hampshire, incluso si Romney ganara en Iowa. Porque ha logrado que sea una carrera paralela, más que una continuación de Iowa. Luego que tenga continuidad, no sé. Ya no sé ni qué pensar. Ya incluso hay quien dice que entre los republcianos, los cuatro o cinco priemros estados podrían ser ganados por candidatos diferentes xD

Entre los demócratas, al ser los mismos compitiendo en todas partes práctciamente igual que en Iowa. El que gane en Iowa se convierte automáticamente en favorito. Si Obama gana, el aparato del partido (aunque no els disguste Obama, están comproemtidos con los Clinton) tendría serios problemas de pararlo más adelante, porque tiene mucho dinero.