jueves, 3 de enero de 2008

Oscuros acuerdos y bajas expectativas


Bill Clinton se encarga de que nadie interprete una no victoria como una derrota. Un esposo ex-presidente vale igual para un roto que para un descosido.

"Yo no gané nada hasta Georgia. Tienes que seguir adelante, es un proceso largo"
Lo que no dice Clinton es que en sus primarias no hizo campaña en Iowa porque allí la victoria la tenía asegurada Tom Harkin por ser su tierra natal que le lleva eligiendo desde 1975. En fin, el amor todo lo puede.

Por otro lado, las campañas de Joe Biden y Bill Richardson han negado haber alcanzado acuerdos con Barack Obama para apoyarle en segunda ronda en los caucuses donde no tengan suficientes votos. Dos historias que habían dado por seguras Washington Post y New York Times. Nervios y errores a apenas tres horas de la apertura de los caucus.

1 comentario:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Bill pesentó su candidatura en 1991 sin pensamientos de ser ni siquiera nominado. Su intención era darse a conocer porque era un completo desconocido, y presentarse en 1996 siendo ya más conocido. Ni él mismo podía creerse que sería elegido Presidente.

Yo en la campaña lo noto tranquilo. Aunque hace campaña por su mujer, no parece que la cosa vaya mucho con él. No va a llorar si pierden. Está de vueltas de todo.