viernes, 25 de enero de 2008

Un fin de semana clave

Mañana sábado, Barack Obama se lo juega prácticamente todo en las primarias demócratas de Carolina del Sur. Su ventaja, que había sido amplia en las últimas semanas, va estrechándose según se acerca la cita electora. Aún así, el senador confía en que la población negra del estado (un 50% de los votantes demócratas) le de la victoria que necesita para llegar con algo de aliento al Supermartes de la semana que viene, en el que se deciden más de 2000 delegados en 22 estados y por parte de los residentes en el extranjero.

En esta víspera, las dos grandes noticias son la retirada del candidato demócrata más escorado a la izquierda, el congresista Dennis Kucinich, y el anuncio del New York Times de sus preferencias en esta carrera presidencial. La bendición del periódico más prestigioso del mundo es para los dos presumibles ganadores, la senadora Hillary Clinton en el lado demócrata, y el senador John McCain en el lado republicano. La opinión del Consejo Editorial de The New York Times podría no tener mucha influencia sobre los votantes de Carolina del Sur, pero el diario tiene mucho predicamento entre las bases y élites demócratas de la costa este y podría dar un cierto empujón a los dos elegidos de cara al Supermartes.

De propina: lamento la marcha de Kucinich... puede que no estuviera hecho para presidente pero ha hecho una campaña honrada y entusiasta, ha conseguido poner el punto de vista liberal sobre la mesa del mismo modo que Tom Tancredo mantuvo vivo el tema de la inmigración ilegal en el campo republicano.

La Bola de Cristal: Carolina del Sur va a estar muy reñido, que nadie se confíe.

2 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

McCain debería rechazar el apoyo del New York Times inmediatamente.

Octavio dijo...

Carlos, muy bueno como siempre es tu blog pero... ¿no sería divertido incluir los momentos disparatados o graciosos (bloopers) de los candidatos? (Nadie es perfecto). Por ejemplo, el "detrás de la sombra" de Hillary, Bill, se echó varias cabezadas y bostezos en el homenaje a Martin L. King, que, por cierto, todos conocemos que el discurso era: "Yo tengo un sueño". El sueñito de Bill Clinton, era lo más adecuado para honrarlo. Dicen que salen por youtube las imágenes, pero no ubico una página en donde salgan los videos sin tantas pausas. Un saludo!! Octavio, MDP, Argentina