jueves, 7 de febrero de 2008

Bye bye Romney


Cuando Edwards se retiró, dije que habría sido un gran presidente, y ahora que otro peso pesado como Mitt Romney ha abandonado, debo decir que ha sido un fantástico candidato. Ajustado al guión, muy capaz de recaudar fondos y endorsements, con gancho en el cara a cara... Lo que le ha perdido no tiene anda que ver con su actuación en campaña. Creo que en acción sólo ha ganado puntos, pero que tenía esto perdido el primer día que decidió entrar. Creo que lo tenía perdido desde que quiso ser gobernador de Massachusetts y pago el peaje liberal que eso conlleva

Era un fallo de concepto. Su única opción de alcanzar la nominación pasaba por ser el candidato de los conservadores contra un John McCain que siempre ha tratado de mantener esa aura de "fiel a sí mismo" y a un Rudy Giuliani que era evidentemente indigesto para el electorado religiosos. Romney tenía que ser la alternativa a todo eso pero carecía del currículum necesario. Todos esos cambios sobre el aborto, por ejemplo, le persiguieron desde un principio. Cuando llegó la hora de los urnas, los eficientes e importantes conservadores resucitaron a uno de los suyos, Mike Huckabee, para que llevara su voz. El problema de Romney es que nunca pudo ser "uno de los suyos".

El más beneficiado de esto puede ser John McCain, cuyo camino a la nominación está prácticamente libre. Pero otra casa feliz hoy puede ser la de Mike Huckabee, que desde hoy cuenta con todas las fuerzas conservadoras tras él y que todavía puede darle un disgusto al frontrunner y de paso hacerse campaña para un hueco en el ticket como vicepresidente. Veremos si Romney no se asegura también esa plaza con un oportuno endorsement. En cualquier caso, en su círculo se ha dejado oír que ya prepara un nuevo asalto a la Casa Blanca para dentro de cuatro años.

De propina: pánico en el Partido Demócrata ante la posibilidad real de que el calendario de primarias acabe y siga sin haber un ganador, y consecuentemente sea la primera convención que realmente elija al nominado desde hace medio siglo. El presidente del Partido Howard Dean ya se ha ofrecido para mediar entre ambos candidatos para lograr "una solución" si seguimos igual en marzo.

La Bola de Cristal: Huckabee, como ya dije aquí, tiene aún mucho que decir.

5 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Si hubiera sido Gobernador de Michigan y un protestante cualquiera, hubiera podido arrasar en las primarias. Da esa sensación

Carlos :. dijo...

eso quería decir. Los "sacrificios" para ser gobernador de Massachusetts le hicieron incompatible con la presidencia

Jordi Coll dijo...

Y la campaña al Senado de 1994. La mayoría de vídeos de flip-flopping son de entonces.

Bruno Giannelli dijo...

Parece que la retirada de Romney deja definitivamente la vía libre a McCain para la nominación a la presidencia (definitivamente, Mac is back y parece que viene para quedarse). Eso si, Huckabee parece tener cuerda para alguna elección más y por lo menos podrá plantear su agenda ahora que la atención estará puesta en el... En todo caso, esto plantea algunos interrogantes:
1. ¿creéis que se plantea una autentica lucha Huckabee-Romney por la candidatura a la vicepresidencia? o se trata más de imponer una visión al partido (y por tanto al candidato) sin entrar en nombres
2 En todo caso, ¿hacia qué lado se decantaría McCain?
3 Después de ver la noche del martes su grandísimo poder de convocatoria, ¿creéis que un candidato republicano tendría verdaderas opciones en unas elecciones sin un claro apoyo de la derecha religiosa?

Del lado democrata me temo que la elección se va a alargar peligrosamente. La sensación que transmiten los medios aquí en España es demasiado optimista algo así como "fijense qué triunfo del partido que los dos candidatos más rompedores de los últimos tiempos van a llevar esta disputa hasta las últimas consecuencias". Este planteamiento me parece totalmente erroneo porque desconoce el enorme desgaste que les va a producir a los candidatos y la fractura que se puede abrir en el partido y sus bases. Y todo eso sin contar con que la poderosa maquinaria del GOP ya está trabajando con el único fin de llevar a su candidato en la Casa Blanca.

Caramba, menudo speech me ha salido...

Enhorabuena por la cobertura del supermartes y muchas gracias por el esfuerzo.

Un saludo.

Pd: Mi particular bola de cristal, si hubiera de apostar por un democrata yo lo haría por Obama. Creo que a su favor juega la mayor elegibilidad frente a McCain y además el hecho de que a estas alturas del partido aún esté en la pomada.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Hay que partir de la base de que Huckabee y Romney no son pesos pesados dentro del partido. Son candidatos que han estado ahí, pero son algo circunstancial. No lideran corrientes propias, simplemente han representado lo que les han dejado.

Creo que las presioens que recibirá McCain viene de otro lado. Romney y Huckabee no tienen poder para imponerse como candidatos a VP. Puede que McCain escoja a uno de ellos, pero si lo hace no será una imposición.

Creo que las presionas van por otro lado. Se está hablando mucho del Gobernador Mark Sanford. Un tipo joven, con proyección para el futuro, bien considerado por todos los sectores del movimiento conservador.