miércoles, 27 de febrero de 2008

Latinos

La gran mayoría de los comentaristas coinciden en que el debate de ayer fue un nuevo bostezo sin grandes momentos ni muchos fuegos artificiales. Malo para Hillary Clinton, supongo, porque ahora es ella la que tiene que hacer lo posible por alterar el statu quo de esta carrera presidencial.

Hoy que el día va más relajado, os pongo aquí un anuncio de Barack Obama que en mi opinión es la prueba palpable de los profundos cambios que ha experimentado la comunidad hispana en los últimos años. Para conquistar a los latinos de un estado de frontera como Texas no recurre a temas de inmigración o servicios sociales, sino a educación superior, becas de universidad, etc... Eso es progreso.

De propina: Bill Richardson va a hacer público su endorsement esta semana. ¿Quién ganará esta competición? Le vendría genial a cualquiera, pero Hillary puede sacarle mucho provecho ahora que un leal clintonista como Leon Panetta (ex-jefe de gabinete de la Casa Blanca con Bill) va por ahí criticando la gestión de la campaña e, indirectamente, al estratega-en-jefe Mark Penn.

La bola de cristal: John McCain trata de hacer equilibrio para contentar tanto a los duros halcones de la emigración como al electorado latino. Eso es casi imposible y mucho me temo que, para su propio interés, no tardará en tener que elegir a los primeros.

5 comentarios:

VIRGO dijo...

Creo firmemente en la libertad de expresión... y que todo el que tenga un medio de comunicación así sea virtual pueda trazar su línea editorial o política, pero con el debido respeto, noto cierta "emoción" en todo lo que últimamente se refiere a Barack Obama... en detrimento de las acciones de Hillary Clinton... será que el equilibrio no es algo más que necesario, imperativo en este momento?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Los latinos de Texas no tienen nada que ver con los de California. Tienen iniciativa propia y creen menos en los programas de asistencia. Por eso hay que dirigirse a ellos de manera diferente.

Mezik dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Cormac Milius dijo...

Sòlo le faltaba a Hillary un posible endorsement de Richardson a Obama. ¿Y Edwards cuándo se decide?

Octavio dijo...

Carlos:

Los endorsements son el objetivo del día. Edwards, debe de estar deshojando la margarita... "me uno, no me uno".

Richardson, es muy probable que abone su simpatía hacia Hillary, después de todo, pero si elige a Obama, agarrate, la Señora va a enojarse otra vez (ya cobraron dos víctimas o más de su campaña, si mal no recuerdo, ando con trabajo últimamente).

Ah, por si no tuve oportunidad, te cuento que la aparición de Ralph Nader en la escena, no me sorprende, al contrario. Aunque pasaron ocho años, me quedó grabado en mi memoria el texto de que él se preguntaba porqué los judíos lo votaron si no lo conocían ni a palos (Malditas Papeletas, ese debe ser el lema en las elecciones).

De todos modos, Nader es un luchador firme, honesto como pocos (porque leí el libro de Michael Moore en el cual contaba su experiencia dentro del aparato eleccionario, junto a Nader, "Malditos Hombres Blancos" creo que ese era el nombre del libro. Si me equivoco, perdón).

Nader siempre se arriesga: convence a su mujer que quiere postularse otra vez (porque le sobra mucho tiempo libre) y cada vez que apareció, complicó la elección a los principales. ¿Cuántos votos acaparará esta vez y quiénes, sin conocerlo ni a palos, lo van a votar? Los esquimales de Alaska? Lo dudo. Es más probable que los Amish lo hagan, puesto que ellos se pasan buena parte de su vida lejos de la civilización.

Todavía quedan un puñado de caucus por realizar hasta que lleguen las convenciones. Me gustaría usar mi VISA para hacerte un donativo pero está al límite. Si se quema, bueno, ya se sabe que el plástico es inflamable.

TIP: Si no alcanzan los dólares o euros recaudados, aún puedes ir barato, como mensajero postal, tal como lo hacen los chicos del filme "Eurotrip" (si la has visto, entenderás el truco para ir sin gastar a los pe-2).

Otra es imitar a Osama Bin Laden: tiene dos vías de entrada y de salida. Una, un respirador especial, meterse dentro de un equipaje, arropadito de algo que te haga "invisible" a los escáneres del aeropuerto y voilá.
Otra forma (mientras Bush siga en el cargo, obvio) es disfrazarte de Bin Laden mismo. Total, si todavía con toda esa tecnología no lo encuentran....

Un abrazo,

Octavio
Argentina