Archivo del blog

martes, 12 de febrero de 2008

Potomac Primary

En una media hora cierran las urnas. 168 delegados se juegan hoy los demócratas en Virginia, Maryland y Washington DC. Según las encuestas, Barack Obama lo tiene todo a favor para anotarse tres abultadas victorias en la ribera del río Potomac. Con ellas, Hillary Clinton sumaría diez derrotas consecutivas.

Todo es optimismo y esperanza en Camp Obama, pero más le vale al senador que los resultados confirmen las extraordinarias perspectivas de los sondeos. Las expectativas están tan altas que todo lo que no sean tres victorias apabullantes le sabrá a poco a las televisiones que llevan dos días pregonando la historia del momentum. La combinación de amplia población negra con élites intelectuales blancas, dos de los principales apoyos de Obama, presentan un panorama perfecto pero como siempre, el único sondeo que vale es el de las urnas.

Por supuesto, también los republicanos están votando, aunque estos estados parecen campo abonado para una nueva victoria de John McCain. Mike Huckabee tendrá sus últimas oportunidades de dar guerra en Texas y Ohio. De hecho, estos dos estados pueden marcar el fin de la competición de primarias para ambos partidos. Si se confirma su derrota de hoy Hillary necesitaría victorias claras en ambos estados donde, por cierto, lidera de manera destacada en las encuestas.

Me gustaría trasnochar, pero mis jefes empiezan a darse cuenta... A ver si mañana puedo hacer un post rapidito de resultados antes de ir a trabajar.

De propina: siguen los rumores incesantes, ya toca, sobre quién ocupará el número 2 en los tickets republicano y demócrata como candidato a vicepresidente. Barack Obama ha filtrado que uno de sus grandes apoyos, el gobernador de Virginia Tim Kaine, está entre sus predilectos. Algunos círculos republicanos sugieren a McCain el nombre de Rob Portman, hombre de confianza de Bush y ex-congresista de Ohio, un estado siempre clave en la general.

La bola de Cristal: hablando de Bush... su hermano Jeb ha hecho endorsement a McCain. El senador cuenta ya con la bendición de la familia pero el actual presidente no le apoyará públicamente hasta la Convención (y porque McCain no podrá darle esquinazo allí)

5 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Rob Portman. Muy buena aportación, no se me había ocurrido. Sería una gran opción.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

A lo de Tim Kaine no le doy crédito. Hay que pensar que Obama se enfrenta a un McCain muy rodado en asuntos de Defensa y Seguridad Nacional. Obama necesitaría cubrir ese punto débil. Tim Kaine apenas lleva 2 años como Gobernador.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Kaine es una buena opción por ser un demócorata sureño, bastante conservador en temas como la pena de muerte, yc reo incluso que es pro-life. En ese sentido está bien pensado. Si ela dversario no fuese McCain. McCain obliga a los demócratas a incluir a un experto en seguridad Nacional y Defensa en el ticket.

Anónimo dijo...

¿Quién podría ser el experto demócrata?

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

La opción más clara sería Wesley Clark. O un Joe Biden -este tiene el problema de ser de Delaware. O incluso un republicano liberal como Bill Cohen, que ya participó en una administración demócrata. Aunque Cohen es muy amigo de McCain, por lo que lo veo difícil. Otra opción sería el Senador Jim Webb, de Virginia. Es veterano de Vietnam y fue oficial del Pentágono, pero lleva demasiado poco tiempo en el Senado. Algún ex Senador como Max Clelland.... o Sam Nunn o Lee Hamilton hubiera sido una gran opción hace 10 años. Ahora son demasiado mayores.

Los demócratas no han cultivado mucho ese terreno de la Seguridad Nacional, por lo que no les sobran opciones. Clark sería lo más lógico. Aunque tampoco hay que descartar a un Gobernador, siempre que el tema del terrorismo no entre con fuerza en campaña. Aunque a Kaine todavía lo veo verde.

Ahora mismo el terrorismo está por detrás de la economía en las preocupaicones de la gente. En este escenario, un Gobernador de un estado republciano sería ideal. Pero claro, uno nunca sabe qué día el terrorismo puede vovler a plantarse en las portadas de los periódicos...