miércoles, 5 de marzo de 2008

La gran noche de Hillary (y McCain)


El pueblo soberano ha hablado y parece que no está tan seguro de quedarse con Barack Obama. A estas horas, Hillary Clinton se ha hecho con una crucial y generosa victoria en Ohio, además de en Rhode Island. Se ha impuesto también en la primaria de Texas, otro gran éxito, aunque aún no se sabe cómo quedará en el estado la batalla de delegados porque el recuento de los caucus (Texas mantiene los dos sistemas) aún no ha terminado y Obama va por delante. El senador de Illinois ha logrado llevarse Vermont, uno de cuatro, como era esperado.

En la campaña de Hillary se ven hoy más sonrisas de las que hemos podido encontrar hace meses. La campaña de Obama, por su parte, repite el argumento de sus derrotas ("veníamos desde muy atrás...") y recuerda que los resultados de hoy no le arrebatan su ventaja en delegados de cara a la Convención. Esos datos, sin embargo, no son los que importan. El títular de hoy es que Hillary Clinton ha parado en seco el momentum del que Obama ha venido disfrutando desde hace casi un mes.

Ahora a hacer las maletas y a marcharse a Pennsylvannia que, esta vez sí, parece la cita culminante del calendario demócrata. Si no se ponen de acuerdo en un nominado y tienen que entrar en Convención, muy mala cosa. Sobre todo porque John McCain reunió anoche los delegados suficientes para asegurar la nominación y por tanto puede dedicarse enteramente a idea modos imaginativos de triturar a los candidatos demócratas en la general. Mike Huckabee se ha retirado, pienso que con honor, y el presidente George W. Bush le endorsará hoy mismo.

5 comentarios:

Cormac Milius dijo...

Como ya he dicho en otra ocasión urge que los demócratas se unan de una vez, McCain tiene ahora todas las ventajas. ¿Còmo van las cosas por Pennsylvania?

Cormac Milius dijo...

Parece que me han oìdo, Hillary ha dicho en la CBS que tras los resultados de ayer ella y Obama podrían ser el ticket demócrata, debiendo decidirse aún, claro, quién va de presidente.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Eso no es más que un comentario. No creas que ninguno de los dos va a retirarse para apoyar al otro. Es una forma de buscar que los seguidores de Obama no la lleguen a coger odio.

Por cierto, ese ticket sería para nenas. Entregarían en bandeja a McCain todo el debate de la Seguridad Nacional, además de todas las causas de la derecha.

Cormac Milius dijo...

No creo que lo haya dicho en el sentido de que se tenga que retirar ninguno, màs bien ha especulado con el final de las primarias y que lo que queda por decidir es quién va primero, quién de los dos gana. Son palabras que una vez dichas se recordarán en su dìa.

FREDY dijo...

Pienso que el refrán "LOS GRANDES SIEMPRE SE LEVANTAN", ha acertado en las elecciones de ayer.

El principal problema de OBAMA, será que no ha convencido, no convence ni convencerá a los HISPANOS (como ocurrió en TEXAS), piezas claves para el pertido democrata.

Creo que uniría enormemente al PARTIDO el hecho de que HILLARY y OBAMA fueran juntos a la final (aunque un poco soñador), pero la desición recaerá mucho en lo que piensen los SUPERDELEGADOS (que favorecerían a HILLARY).