martes, 11 de marzo de 2008

La noche de Mississippi y otras historias

Hace 32 años que Mississippi no vota demócrata en unas presidenciales, pero mira por donde, hoy sí que van a las urnas para responder a esa pregunta que va a desbancar a ¿Ser o no ser? De Hamlet: ¿Hillary Clinton o Barack Obama?

Se esperan una participación récord de unos 150.000 votantes y Obama mantiene hasta ahora claras ventajas en todas las encuestas. El 36% de la población es negra, y los afroamericanos representan el 70% de los votantes registrados demócratas, aunque pueden votar también republicanos e independientes.

En este estado, estrictamente segregacionista en su día, es seguro que han caido bien las declaraciones de por ahí, esa insinuaciones a medias en as que comenta que "ni siquiera a los delegados electos o de Geraldine Ferraro, la primera mujer que aspiró a la presidencia y hoy asesora de Hillary. A algunos les parece insultante que haya dicho que Obama "si fuera un hombre blanco, no estaría en esa posición". Yo creo que es un símbolo de progreso que casi por primera vez en la historia de Estados Unidos se pueda considerar una suerte nacer blanco en vez de negro. Mala estrategia, pero en fin... Me parecen peor esas pistas que va soltando por ahí como: "ni siquiera a los delegados electos o de caucus se les requiere que permanezcan con quien están elegidos". Una deriva poco democrática de cara a una convención que nace sin solución a la vista.

De propina: y eso que a Hillary le sonríe la vida. Lo tiene todo a favor para triunfar en la nueva cita decisiva, Pennsylvania. Ventaja de diez a veinte puntos en las encuestas y apoyo del gobernador Ed Rendell.

La bola de cristal: se seguirá hablando hasta el último momento del "dream ticket" en los dos sentidos. Clinton - Obama y Obama - Clinton.

1 comentario:

Cormac Milius dijo...

Querrás decir que es una suerte nacer negro en vez de blanco, hablando de Obama. Yo creo que lo que dice la Ferraro es verdad pero qué màs darà, el dilema entre los demócratas sigue igual: ¿mujer o negro? Es el producto de las políticas de marketing progresista que desarrolla el partido desde hace 40 años.Y que conste que los dos son buenos candidatos que le contienen al lavado de imagen USA.