martes, 18 de marzo de 2008

La Revolución del Daily Kos

El Daily Kos es un blog central para entender mucho de lo que pasa hoy en día en el partido demócrata. Es el punto de encuentro del movimiento surgido en torno a la candidatura de Howard Dean hace cuatro años, fuertemente liberal y con un uso inteligente de las nuevas tecnologías. Pero más que eso, anti-establishment tanto republicano como demócrata.

Su éxito está consolidado, tiene millones de visitantes hasta el punto que según el ranking technorati es el undécimo blog más popular de la red. Su creador y principal líder es Markos Moulitsas, un ex-militar que se ha convertido en algo así como un icono del movimiento grass-roots del partido demócrata y que demuestra tanto interés en derribar a George Bush como en apoyar a Ned Lamont en las primarias demócratas de Connecticut con tal de quitar de enmedio al moderado Joe Lieberman. Pero no es el único autor del blog. Daily Kos lo escribe una "comunidad" con cientos de miembros que van elaborando diarios que suben a la página principal. Pues bien, Daily Kos vive su primera huelga en apoyo de Hillary Clinton.

Varios colaboradores habituales han decidido iniciar una huelga de teclados caidos ante lo que consideran un maltrato injustificado a la senadora desde el blog. Culpan directamente a los administradores de permitir ataques sexistas y falsificaciones de la trayectoria de Hillary. Markos lo niega pero él mismo tiene una opinión muy clara sobre Clinton. Según él no se trata de preferencias personales, sino de la unidad de los demócratas:

"Es Clinton, sin posibilidad razonable de ganar, quien está fomentando una guerra civil en contra de la voluntad del electorado demócrata. Con lo cual, al menos en lo que a mí respecta, no merece justicia en este sitio"
Kos está como veis, de muy mal café, porque cree que Hillary no tienen ninguna posibilidad de ganar más delegados que Barack Obama y que su candidatura depende de convencer Superdelegados o, peor aún, delegados electos de Obama de que se vayan a su trinchera.

Más allá de la importancia de una guerra interna en un sitio web y como decíamos ayer, reflexionemos sobre cómo afecta esto a las posibilidades demócratas de noviembre. Las bases más entregadas se pelean a muerte. ¿Cuántos cambios habría que hacer en el sistema de primarias demócratas para que no se repitiera este largo espectáculo?

De propina: las cosas se ponen mal para una nueva votación en Florida y Michigan.

La bola de cristal: ahora Bill Clinton se está llevando mucho palos, pero en la general podrá dar lo mejor de sí mismo. Gane quien gane.

3 comentarios:

Cormac Milius dijo...

Pues de momento las primarias demócratas deberìan imitar a las republicanas y tener un sistema mayoritario de todos para el ganador en vez del proporcional actual. Ahí ha estado el problema al coincidir dos candidatos tan igualados. Cormac Milius.

Anónimo dijo...

Yo dreo que el periodo de primarias hasta la nominación del candidato es excesivamente largo, el desgaste que van a sufrir los demócratas va a ser brutal...

Ver ayer las noticias era increible, el relator hablaba de Mc Cain como miembro de una delegación del Congreso en Irak, pero las imágenes transmitían la idea del casi seguro presidente., presidía la reunión junto al presidente irqui, iba un paso por delante del resto de los congresistas... Parecía increible que otro pudiera ser el futuro presidente...

Y eso que le han dado el oscar a "No es pais para viejos"...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Daily Kos forma parte del problema del Partido Demócrata. Lo que está ocurriendoe s una cosnecuencia de la experiencia de Howard Dean en 2004. Aquella campaña de Howard Dean, a pesar de no salir adelante, revitalizó las actividades de base de los demócratas, dio influencia y poder de decisión en el proceso a nuevas redes, entre ellos Daily Kos,
que cuatro años después siguen operando, y desplazando grupos y mecanismos que perduraban de la época de Bill Clinton. Y esta gente tiene una visión del país, y unas prioridades diferentes a la mayoría de la sociedad. Si bien han supuesto un éxito de movilización de bases, alejan al aprtido de la formula ganadora que impuso Bill Clinton.