jueves, 13 de marzo de 2008

Seis semanas de tregua

Sí, seis largas semanas de conjeturas, broncas, encuestas y tensión hasta la celebración de la primaria demócrata de Pennsylvania. Ayer Barack Obama se hizo con una victoria cómoda pero poco rentable en Mississippi, y otra poco lucida, muy luchada y muy rentable en Texas. Siglo y medio después de su celebración, parece claro que Obama es el ganador de los caucus de este estado, contrarrestando la victoria de Hillary Clinton en la primaria y superándola en número de delegados del "Lone Star State".

El asunto de Geraldine Ferraro, absurdo de todo punto, se ha complicado. Alguien ha rebuscado en los archivos y se ha dado cuenta de que ya pronunció la misma frase exacta en las primarias de 1988. "Si Jessee Jackson no fuera negro, no estaría en esta carrera". Además ella se ha defendido de una manera particular: "El racismo funciona en dos direcciones diferentes: realmente creo que me están atacando porque soy blanca". En fin, en la campaña Obama están celebrando este tipo de comentarios con sombreros y matasuegras. Ferraro ha dimitido de su puesto en la campaña de Hillary porque considera que la están utilizando para atacar a la candidata y no quiere que eso suceda.

De propina: codazos entre la primera fila republicana para que John McCain les elija como VP. Romney ha cambiado bastante el discurso hasta decir que se sentiría honrado, como cualquier líder republicano del país, si se lo pidieran. Y la campaña de John McCain anuncia una rueda de prensa de Rudy Giuliani en Pennsylvania...

La bola de cristal: el asunto de Florida y Michigan, con sus primarias rebeldes, tiene mal y difícil arreglo. Malo si no les sientan o si les dividen entre los candidatos mitad y mitad. Malo también si les sientan, porque las próximas primarias no habrá quien se ponga de acuerdo en un calendario.

2 comentarios:

Cormac Milius dijo...

Hoy hay un artículo interesante en El Mundo sobre los problemas de la actual desunión de los demócratas frente a un sólido McCain.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Conociendo lo imprevisible que es, creo qeu McCain podría darnos alguna sorpresa en el tema del Vicepresidente.