viernes, 28 de marzo de 2008

Vicepresidenciables

El aura de nominado que empieza a advertirse en Barack Obama tiene muchas consecuencias. La primera es que es el objetivo de referencia de los ataques de John McCain y la segunda es que todo el mundo se pregunta quién llevaría de vicepresidente, una cuestión muy compleja, pero ya hay nombres sobre la mesa. Sólo comento los que he escuchado por ahí, iremos avanzando más luego.

Michael Bloomberg: es cierto que fue elegido como alcalde republicano y que eso otorga cierto equilibrio al ticket porque Obama tiene que luchar contra la percepción de ser demasiado liberal. También es cierto que tiene experiencia ejecutiva que Obama no posee y que no está de más una ayuda en el este y en New York, si es que Obama vence a una de las senadoras del estado. Pero... ¿realmente un demócrata va a perder New York? Y además, ¿puede ayudarle de alguna manera con esos hombres y mujeres blancos de las zonas rurales que representan el mayor problema? Estamos hablando de un judío multimillonario y un afroamericano, un ticket que sería el colmo de la integración pero no claramente representativo de Estados Unidos.

Bill Richardson: Una apuesta segura en un principio; gran experiencia ejecutiva, además en un sector clave para el futuro como la energía, y también en relaciones exteriores, una parcela en la que Obama está fuera de onda. Además solucionaría en parte el problema de los latinos. Pero... los latinos de California, por poner un ejemplo, no van a votar a un republicano de todas formas. Y ¿de verdad está preparado el país para un ticket integrado únicamente por minorías? Se comenta que además Richardson tiene una serie de turbias historias en su pasado que serían especialmente dañinas con el electorado femenino si salieran en mitad de la campaña, unas votantes que ya habrían visto pasar la primera oportunidad histórica de poner una de las suyas al mando.

Kathleen Sebelius: mujer, gran experiencia ejecutiva, gobernadora popular de un estado tan republicano como Kansas. Puede ayudar en el Sur mientras se apuesta por la primera vicepresidenta de la historia. Una gran jugada. Pero... ¿alguien cree que un demócrata va a ganar Kansas? El último fue Lyndon Johnson y, de cualquier forma, son seis votos electorales. Puede resolver en parte algunos de los grandes problemas de Obama, pero el varón blanco rural seguirá ahí.

Chris Dodd: extraordinaria experiencia internacional, una de las caras conocidas del senado, blanco de la Costa Este y defensor de grandes causas sociales del senado. Un complemento "del aparato" para un Obama que apuesta por la ruptura. Una buena elección. Pero... ¿Otro elitista de la Costa Este? Eso no va a jugar bien en grandes zonas del país. Además, no ha hecho otra cosa que sentarse en el Congreso, primero en la Cámara y luego en el Senado. Experiencia ejecutiva, cero, y con Obama ya sumaría dos. ¿Un ticket sólo de senadores? mala cosa en estos tiempos.

Yo creo que si gana le hará falta alguien tipo Evan Bayh, mejor aún si es mujer. O Mark Warner, pero se va al Senado. O John Edwards, pero no fue capaz de ganar su estado en 2004. Pero claro, vosotros tendréis vuestros porpios candidatos. ¡Dadme nombres!

De propina: Obama ha trasladado a Pennsylvania a Paul Tewes, el hombre que coordinó su victoria en Iowa. A parecer en el entorno del senador se cree que hasta ahora no se ha puesto suficiente énfasis en ir a por la victoria.

La bola de cristal: la agria batalla está pasando factura a Hillary. Según la última encuesta de Wall Street Journal sus negativos han alcanzado un récord histórico. Tan sólo un 37% de los estadounidenses tendrían una opinión positiva de ella. Un dato francamente malo de cara a una elección general que estará en boca de todos sus enemigos en los próximos días.

2 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

De esa lista la Gobernadora Sebelius es la que más me gusta, y la que mejor puede ayudar a penetrar en territorior epublciano. Kansas sea seguramente el estado más republicano de la Unión. Estado que ha dado políticos como Bob Dole o Alf Landon. No les vendría mal a los demócratas dar relevancia nacional a un político de Kansas.

Peeeero, yo creo que Obama necesita un hombre. No una mujer. Él ya aporta suficiente novedad. Tiene que ir con alguien que no aporte novedad, sino fuerza y competitividad en los sectores clásicos del electorado.

Richardson me gusta. Es un hombre del Oeste, tiene carnet de la NRA, es un demócrata formado bajo la protección del DlC, etc. Pero un ticket Obama-Richardson sería demasiado racial.

El gran dilema en la selección debe ser qué valorar más, que sea Gobernador y tenga experiencia ejecutiva, o que sea alguien que ha dedicado su carrera als ervicio exterior, la Seguridad Nacional, etc. Ese es el gran dilema, en el segundo caso, Wesley Clark sería una buena opción, por ejemplo. En el primer caso, Mark Warner sería excelente, pero aprece descartado porque está compitiendo por el Senado. El Gobernador Ted Strickland, de Ohio, sería otra buena opción. El Gobernador Phil Bredesen, de Tennessee. El Gobernador Tim Kaine, de Virginia.

Evan Bayh lo tiene casi todo, aunque no daría la victoria en Indiana. Pero eso no es tan importante. No es tan importante que el candidato a VP logre o no ganar su propio estado, puede ayudar entre un eprfil de votante que se encuentra en muchos estados, y en algunos puede otorgar esa suma que te hace ganar. Aunque en el suyo no lo haga porque sea un estado muy republicano.

Al Gore puede volver a ser VP.

Pero hay un Senador al que te recomiendo que observes atentamente porque creo que podría ser el preferido de Obama. El Senador Jim Webb, de Virginia. Un Senador novato, veterano de Vietnam, Secretary of the Navy durante el mandato de Reagan.

En cuanto a la encuesta del WSJ/NBC, no le des mucho crédito, mira esto.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Ya tampoco descartes a Mike Easley. Está sonando bastante. Es un sureño popular pero además es católico por lo que podría ayudar en estados de amplia población católica como Michigan, Pennsylvania, etc. No hay que olvidar que Bush ganó el voto católico en 2004, y en las primarias demócratas lo está ganando Hillary.