martes, 22 de abril de 2008

Lo que nos espera esta noche

Luce el sol sobre Pennsylvania y los primeros datos indican un índice de participación sencillamente espectacular, por encima incluso de la que se da en la general y el doble que en la última primaria demócrata. Ya hace más de diez horas que abrieron los colegios electorales y el 7% de indecisos tiene aún casi tres horas para votar antes de que cierren los colegios.

pese a una Las últimas horas han servido para que los candidatos den su propia versión de qué significa una victoria. Hillary Clinton se prepara para lo que parece una victoria segura y trata de levantar dudas sobre la viabilidad de su rival para ganar en la general si no puede vencer en Pennsylvaniagrandísima inversión. Ella prepara la fiesta de la victoria mientras Barack Obama ya se ha marchado a Indiana. El senador pone el acento en por cuánto va a perder, concediendo prácticamente la victoria. De cualquier modo es cierto que Hillary necesita algo más que una simple victoria para darle la vuelta a la carrera.

En mi humilde opinión, las cosas están así:

  • Si Obama vence, esto está acabado.
  • Si Hillary vence por cinco o menos, ha perdido su última gran oportunidad de darle la vuelta a la carrera, aunque puede seguir hasta el final.
  • Si Hillary vence por unos 13 puntos, la cosa sigue más o menos igual. Obama lo tiene todo para ganar, pero Hillary insistirá en el asunto de Florida y Michigan, y aguantará el tirón.
  • Si Hillary gana por quince o veinte, habrá nuevos argumentos y dudas entre los superdelegados que no tendrán tan claro "comprar" a Obama.
Tendremos los resultados oficiales entorno a las dos de la madrugada hora peninsular española. Para la cuenta de delegados habrá que esperar a mañana.

5 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Perdona. Si Hillary vence por 13 puntos, Obama pierde crédito a borbotones.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Aunque siga teniendo ventaja para la nominación, a estas alturas de carrera, un front-runner no puede permitirse una derrota de más de 10 puntos en un estado en el que ha invertido dinero y tiempo como lo ha hecho. Eso ni Dukakis.

Si hubiera pasado olímpicamente dele stado igual. Pero ha estado haciendo campaña hasta el último día. Una derrota superior a los 10 puntos (o de 10 puntos) sería una señal desastrosa.

Carlos :. dijo...

por ahí por ahí estará el límite... pero diez puntos no alterarán gravemente el curso de esto. 15 en cambio, si son para plantearse muchas cosas.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Yo tampoco creo que altere el panorama de la cuenta general de delegados una derrota de 10 puntos. Lo que digo es que a un front-runner (que no es un cualqueira) que ha estado haciendo campaña hasta el último día con el apoyo de un Senador superpopular del estado, lanzando publicidad televisiva, etc. se le debe exigir como mínimo perder por poco.

A mí me asombra cómo muchos analistas hablan de esta primaria como si Obama no hubiera competido, como si no hubiera estado en Pennsylvania ni hubiera invertido dinero en el empeño...

Carlos :. dijo...

no me refiero tanto a la cuenta como a la dinámica de la carrera, ese momentum que le viene faltando a Hillary