domingo, 18 de mayo de 2008

La venda antes de la herida

Oh qué placer poder escribir un poco del Partido Republicano y dejar tranquilo el culebrón Obama-Hillary. Y es que John McCain estuvo ayer en Saturday Night Live y atacó de frente, con mucho sentido del humor, uno de los temas que van a tener gran importancia en la elección general: su edad.

McCain tiene ahora mismo 71 años, lo que quiere decir que si vence en la elección general asumiría el cargo como el presidente más anciano de la historia al llegar a la Casa Blanca. Su salud va a ser objeto de discusión, especialmente si como parece se enfrenta a un joven y saludable senador que juega al baloncesto con los voluntarios de su campaña, es decir, Barack Obama. De cómo exponga ese asunto a los votantes dependerán en parte sus posibilidades en noviembre.

Podría tomar ejemplo de Ronald Reagan, que zanjó el asunto de su edad en uno de los grandes momentos de la política del siglo XX. Cuando en un debate pedía a los votantes un segundo mandato que comenzaría con 73 años, convirtió una debilidad en una ventaja de este modo.

"No convertiré la edad en un tema de esta campaña. No pienso explotar, por motivos políticas, la juventud y la inexperiencia de mi oponente"
Incluso el propio Walter Mondale tuvo que reírse. Lástima para McCain que esa frase que viene tan al caso, tenga ya copyright.

De propina: mañana votan Kentucky y Oregón. 125 delegados en juego. El primer estado lo tiene Hillary hecho y el segundo pinta bien para Obama.

La bola de cristal: durante toda la semana que viene, Live from New York City, This isUSAmérica Vota'08!

2 comentarios:

Jordi Coll dijo...

La gracia fue que Mondale era un exsenador de 3 nandatos y exvicepresidente. Si McCain dice que Obama es inexperto tiene toda la razón del mundo.

¡Qué vaya bien por NYC!

Carlos :. dijo...

pero es que el comentario es tan lapidario... habría dado igual si se lo hubiera dicho a Sam Nunn