martes, 13 de mayo de 2008

West Virginia

No hay muchos días en el año, ni en la década, en que se pueda decir que el estado de West Virginia sea protagonista. Hoy sin duda en uno de ellos. Las urnas abren dentro de cuatro horas y parece que tendremos un día nublado. No parece que el resultado vaya a ser muy diferente a una victoria muy contundente de Hillary Clinton, que ha estado en cabeza muy destacada en todas las encuestas. En las dos últimas la ventaja está en 25 y 36 puntos porcentuales, un auténtico baño.

Barack Obama se poco menos que rendido ya y sólo espera que el resultado sea lo más digno posible y no un 80-20. Su lucha está en otros sitios y esa le va bien, ayer sumó cuatro nuevos Superdelegados a su causa. El verdadero problema es que en las encuestas de la elección general, John McCain arrasa tanto a uno como a otro en este swing state de tradición demócrata.

De propina: Hillary debe ya 20 millones de dólares. No sé si llegará o no a un acuerdo con Obama pero necesita una solución o puede estar amenazando su futuro.

La bola de cristal: los entusiastas del todavía candidato Ron Paul no se rinden. Planean una operación para avergonzar a McCain y despedirse a lo grande en la convención republicana de Sant Paul. Esta gente sabe hacer estas cosas así que si yo fuera McCain, me andaría con cuidado.

1 comentario:

Fredy dijo...

Creo que aquí pasó algo.

Con WV computada, Hillary lleva 16, 224,752 (50.14%)y Obama lleva 16,129,865 (49.86%) de la votación popular (claro con florida y Michigan incluidos).

Lo que creo pondrá en aprietos a los Superdelegados porque HILLARY podrá decir que en voto popular ella lleva mas que obama (94,887),y aún falta PUERTO RICO que le dará muchos más votos (puero rico representa mas del 50% de los electores en juego en esta ultima etapa).

Creo que terminarán las primarias HILLARY PERDERÁ EN DELEGADOS ELECTOS pero ganará en voto popular y pasará lo que se ha venido anunciando desde hace meses LOS SUPERDELEGADOS ELEGIRÁN AL MERO MERO (O MERA MERA)