miércoles, 4 de junio de 2008

Ganador





Esta es la sonrisa de Barack Obama, la que se le pone a uno al superar ampliamente el umbral de los 2.118 delegados y por tanto, poder reclamar abiertamente la nominación demócrata a la presidencia de los Estados Unidos después de 152 largos días de votación. Tras su última victoria en Montana los superdelegados han ido a parar en riada hacia la campaña del que, salvo sorpresa monumental, será el primer afroamericano que aparece y encabeza el ticket presidencial de uno de los dos grandes partidos. Ayer sin duda fue la noche de Obama.

El discurso de la victoria fue emotivo y bien escogido, en primer lugar por el sitio: el mismo espacio de St. Paul, Minnesota donde en agosto se celebrará la Convención Nacional Republicana que nominará a su rival John McCain. Ha estado, por supuesto, lleno de guiños hacia la que ha sido y sigue siendo su rival, Hillary Clinton. Dijo Obama de sus rivales por la nominación que eran "el más talentoso y cualificado grupo de individuos que jamás había competido por un cargo público" y de la senadora en concreto que es "una líder que inspira a millones de americanos con su fuerza, su coraje y su compromiso con las cosas que nos han traido aquí esta noche" y que "nuestro partdo y nuestro país son mejores gracias a ella, y yo soy un mejor candidato por haber tenido el honor de competir con Hillary Clinton".

Bellas palabras pero insuficientes para conquistar, aún, el corazón de Hillary. En Nueva York, la senadora anunciaba ante sus entregados seguidores que "no tomaría ninguna decisión esta noche". Felicitó a Obama por una "extraordinaria campaña" pero no fue más allá. ¿Qué quiere Clinton? Según las numerosísimas filtraciones, se entiende que quiere la vicepresidencia porque así se lo van contando sus asesores a los medios. De momento Obama ya ha llamado por teléfono a Hillary y han acordado verse. ¿Sesión de negociación o unificación del partido? De momento tendremos que esperar.

De propina: hoy hace exactamente 5 meses que contaba aquí la inesperada victoria de Obama en Iowa. Una victoria que desmentía el argumento de la "inevitabilidad" de Hillary. Fijaros si ha llovido.

La bola de cristal: creo que Obama intentará forzar una solución de compromiso para no incluir a Hillary en el ticket, tal vez un compañero gris que no ponga en peligro las ambiciones de la senadora y que sea, pro supuesto, de su total confianza.

3 comentarios:

Jordi Coll dijo...

¿18 meses? xD

Fredy Castellón dijo...

Bueno ni modo asi son las elecciones alguien gana y otro pierde.

y Paso algo que si no me gustas OBAMA gano en DELEGADOS y HILLARY gano y por mucho (casi el medio millon de votos) en VOTO POPULAR.

Otra cosa que se confirmo es lo de un refran que dice "NO HAY PEOR ENEMIGO PARA UNA MUJER QUE OTRA MUJER"

Como es posible que en un partido donde la mayoria de los que votan son mujeres no votan por UNA DE LAS SUYAS.

Otra cosa es que LOS NEGROS vuelven a ganarle a las MUJERES, los NEGROS OBTUVIERON el derecho al voto antes que las mujeres.

La esclavitud de los NEGROS ya se abolio, pero aun hay muchas mujeres que siguen siendo ESCLAVAS DE SUS MARIDOS Y PADRES.

Ni modo esperemos que en los proximos 200 anos alguna mujer SEA PRESIDENTA de USA.

Lo unico bueno de esto es que si un PARTIDO tenia que llevar a un NEGRO a la presidencia ese tenia que ser el DEMOCRATA.

Anónimo dijo...

Me imagino que ya Obama no tiene programa, ahora es el momento que se lo pida prestado a Hillary.