viernes, 27 de junio de 2008

Hola a las armas

Ayer la Corte Suprema de Estados Unidos echó para atrás el último intento de limitar la presencia de armas en las calles del país. Con una mayoría ajustada, el tribunal entró por fin a definir el alcance de la segunda enmienda y decidió que es anticonstitucional limitar el uso de armas. Charlton Heston debe estar riéndose en el cielo y Barack Obama lamentándose en la tierra, porque lo que menos necesita su campaña es un debate abierto sobre las armas.

John McCain debe estar encantado porque la postura de su rival a favor del control de armas puede salirle cara en estados cruciales como Ohio, aunque es difícil saber si le conviene o no que la bronca comience ahora, a cuatro meses de las elecciones. Por un lado podría aumentar el desgaste de Obama y por otro le queda tiempo para explicar al detalle sus posturas. Un estrategia de 50 estados como la que dice perseguir el candidato demócrata (luchar por la victoria en todos) está necesariamente reñida con montar grandes números a cuenta de las armas, un tema vital en grandes partes del país.

De propina: la campaña de McCain "borró" de los registros una reunión que el senador había tenido con un grupo de gays republicanos. Probablemente no quería cabrear a los Evangélicos con los que también se ha reunido y que por cierto, tienen mucha más capacidad de ayudarle en su empresa presidencial.

La bola de cristal: competir por la presidencia tiene precio. McCain fue el senador que menos pisó la cámara en abril y Obama el tercero de la lista. Entre medias está Tim Johnson, que aún anda medio recuperándose de una hemorragia cerebral... creo que en los primeros meses del nuevo curso, no les van a ver mucho por allí.

2 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Obama ahora está utilizando una retórica muy moderada en el tema de la Segunda Enmienda, que contrasta con su historial de cuando estaba en la Legislatura de Illinois. La campaña de McCain deberá hacer llegar esas contradicciones a los votantes, en estados muy concretos (Ohio, Florida, Missouri, Colorado Virginia, New Mexico o Nevada), porque no puede esperar que sea la prensa la que lo haga porque no lo va a hacer.

Ya tuvo problemas por ese asunto John Kerry hace cuatro años. Al igual que Obama, Kerry adoptó una retórica moderada sorbe las armas en la campaña, incluso pasó varios fines de semana cazando patos con una tropa de fotógrafos y cámaras por detrás de él. Pero todo eso contrastaba con su historial legislativo de 20 años en el Senado. La campaña de Bush supo exponer sus contradicciones. Veremos si la campaña de McCain es capaz. Y hasta qué punto la NRA se presta en esa misión.

Por cierto, hablando del Tribunal Supremo, en el Presidente John Roberts tienen los conservador a una figura muy potente que si diera el salto a la política podría dar mucho de sí. Claro que no lo hará, hay que estar loco para renunciar al cargo de Presidente del Tribunal Supremo (un cargo vitalicio) para dar el salto a la política electoral, pero el tipo es ahora mismo seguramente la figura conservadora nacional que más consensos genera en el movimiento conservador, al tiempo que es muy respetado por los independientes. Sería un excelente candidato a la Presidencia. Es sin duda el mejor legado que deja Bush a los republicanos: un hombre joven, capaz de sostener las posturas conservadoras en un debate intelectual, al frente del Tribunal Supremo para las próximas tres décadas si tiene buena salud.

Anónimo dijo...

En serio, no se como puedes decir eso. Esta claro que no tienes ni puta idea de lo que dices. Antes de ponerte a decir tonterías, deberías LEER UN POCO y hablar sin decir estupideces. No me des las gracias, te educo gratuitamente.