viernes, 20 de junio de 2008

Obama dice no al dinero público

Por primera vez en la historia, el candidato presidencial de uno de los dos grandes partidos renuncia a los fondos públicos para pagar su campaña. Barack Obama no recibirá los aproximadamente 85 millones de dólares federales a los que tiene derecho y así podrá seguir recaudando dinero en contribuciones individuales. ¿Por qué lo hace? Porque aunque la ley no permite tomar más donaciones si se acepta la subvención, el dinero sigue fluyendo a través de grupos 527 ( teóricamente no ligados a las campañas) que hacen el trabajo sucio. Dado que ha sido capaz de recaudar 272 millones durante las primarias, nada hace presagiar que no se va a hacer con más de 85 durante la general. Todo el que contribuyó a su campaña podrá de este modo aportar de nuevo hasta un máximo de 2.300 dólares.

Esto no casa muy bien con la defensa a ultranza que siempre ha hecho Obama de la financiación pública de las campañas, pero según él, el sistema no funciona como debe y le situaría en desventaja. John McCain tiene ahora que pensar si los rechazará también para no quedar en desventaja, pero de momento ya ha criticado la decisión de Obama como "la del típico político".

El dinero es lo que tiene, que en la vida y en las campañas, preocupa y mucho.

De propina: esta campaña va a ponerse animada muy pronto. De momento ya tenemos los primeros anuncios televisivos a nivel nacional.

La bola de cristal: una encuesta de Quinnipac pulicada hoy pone a Obama en cabeza en Florida, Ohio y Pennsylvania. Me parece imposible que gane los tres, sobre todo Florida.

5 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

En Florida no tiene nada que hacer. Un sondeo de Rassmusen de ayer mismo lo ponía 8 puntos por debajo. Y en Ohio el favorito es sin duda McCain, aunque Obama puede tener opciones con una buena campaña más dirigida a preocupaciones de ámbito local. Pero Ohio es un estado que generalmente se sitúa un punto y medio o dos puntos a la derecha del electorado nacional. Podría darse el caso de que Obama ganase el voto popular nacional y perdiese Ohio. Para ganar Ohio deberá obtener a nivel nacional un par de puntos más de los que consiga en ele stado. Es decir, para sacar un 50% en Ohio, en el país necesitaría cerca del 52%. Y al ser negro la diferencia puede ser superior.

En Pennsylvania ocurre lo contrario. Vota dos o tres puntos más demócrata que el electorado nacional. Así que ahí Obama es favorito. Salvo que McCain gane por unos 4 puntos a nivel nacional. Aunque es un estado que tradicionalmente ha recibido mal a los candidatos afroamericanos.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Donde sí podría tener alguna posibilidad inesperada Obama es en Georgia, siemrpe y cuando la candidatura independiente de Bob Barr llegue a noviembre con cierta tracción. Es improbable que Barr tenga apoyos en otros estados, pero Georgia es su estado, y puede tener su 5 o 6% allí. Aún así, parece insuficiente. Georgia a día de hoy es muy republciana, con Gobernador republciano y dos senadores republicanos.

Perot en el 92 logró un 13% en Georgia, y eso dio una victoria por un punto a Clinton en el estado.

Carlos :. dijo...

yo a Ovbama no le daba ninguna posibilidad en Florida, por eso me extraño tanto verle arriba en Quinnipac y... no sé creo que era PPP pero no estoy del todo seguro. EN Ohio le dan muy arriba pero caerá mucho de aquía noviembre, que le pregunten a Kerry si no. Si Barr sigue adelante y cada negro que hay en el estado vota, puede que tenga una posibilidad.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

En Ohio los sondeos me temo que no nos aclararan nada hasta el mismo día de las eleccioens. Unos darán a uno por 5 puntos, otros al otro por 2, y cosas así. Tal y como ocurrió en 2004. Y esto ocurrirá en general en todos los estados en que la diferencia real esté por debajo de 3 puntos.

Obama si quiere ganar en Ohio debe hacer una campaña muy local. Hacer una consulta de opinión para listar los temas locales (diferenciados del resto de temas que se comparten con el resto del país) que más preocupan a los votantes del lugar, y prometer cosas en base a eso. Creo que es la única manera de superar la brecha demográfica.

Si el debate político que lso votantes de Ohio vena en sus emisoras locales gira en torno a asuntos generales como la Seguridad Nacional, los impuestos, la Degunda Enmienda, matrimonio homosexual, nominaciones judiciales, etc. el panorama poco va a variar respecto a lo visto hace cuatro años. Porque el tipo de voto fluctuante que abunda en Ohio, confía más en los republicanos para los grandes temas nacionales e internacionales (y tmabién temas morales), y más en los demócratas para los pequeños temas del día a día de un trabajador.

Anónimo dijo...

En serio, no se como puedes decir eso. Esta claro que no tienes ni puta idea de lo que dices. Antes de ponerte a decir tonterías, deberías LEER UN POCO y hablar sin decir estupideces. No me des las gracias, te educo gratuitamente.