jueves, 12 de junio de 2008

Rumore, rumore...


Como ya he dicho varias ocasiones, los rumores maledicentes son a las campañas electorales lo que las ramas a los árboles: parte integrante, indisoluble y protagonista. Todos recordamos ese hijo negro que se supone que tenía John McCain en sus primarias contra George Bush en 2000... es sólo un ejemplo. Internet hace que esos rumores que antes avanzaban rápidamente con el boca a a boca, ahora se transmitan de forma aún más veloz y con mayor difusión. Por eso no me ha sorprendido tanto que la campaña de Barack Obama haya creado un sitio web exclusivamente para desmentir los múltiples rumores internáuticos que circulan sobre él y su familia. Que es musulmán, que nació en Kenya, que se educó en una Madrahsa radical islámica etc... Todo se va desmientiendo puntualmente con este nuevo modo de hacer "control de daños".

Tan preocupados deben estar por los rumores que pare dementir algunos de los que he comentado han publicado la partida de nacimiento de Obama, un movimiento que debería hacernos pensar mucho sobre el examen que hacemos a los candidato y cómo cada vez pasa más escrutinio su vida personal y menos sus ideas. En fin, hay que aceptar que para muchos los argumentos poderosos pueden ser el hijo negro de McCain y los cambios de nombre de Obama, mucho más que los tomos que recogen sus planes para Irak o para la asistencia sanitaria.

De propina: hoy he leido algo que demuestra que desde luego, algo hemos avanzado: hoy se cumplen 41 años desde que la Corte Suprema anuló todas las leyes que prohibían los matrimonios entre personas de diferentes razas. Quiero decir que no hace tanto... en Virginia podías ir a la cárcel por "cohabitar como un marido y una mujer" con una persona de raza diferente a la tuya.
La bola de cristal: Ron Paul ha suspendido hoy su campaña pero todavcía no ha decidido apoyar a John McCain, supongo que al final lo hará.

No hay comentarios: