lunes, 21 de julio de 2008

Obama por el mundo


El principal punto débil de Barack Obama frente a John McCain es, sin lugar a dudas, la falta de experiencia en política exterior y defensa. Es algo que se tiene o no se tiene, algunas elecciones importa más y otras menos, pero siempre está en el menú. Es por eso que el demócrata ha hecho la mochila y ha emprendido un viaje para mostrar a los estadounidenses que tiene ideas sobre qué hacer con el mundo una vez que le nombren monarca absoluto de él. Junto con el senador, un número espectacular de medios de comunicación para dar fe del acontecimiento, lo que es en mi opinión un arma de doble filo: si algo va mal, estarán allí para narrar en directo cualquier metedura de pata que refuerce la imagen de novato en estas lides que arrastra el de Illinois.

Tras visitar a las tropas en Kuwait, el primer destino estrella de Obama es Afganistán. Una parada con mucho significado, porque aunque Obama apuesta por retirar rápidamente las tropas de Irak, también se compromete a reforzar sustancialmente la posición estadounidense en
territorio afgano. A buen seguro, aprovechará para recordar que mientras se pierden vidas en Irak, Osama Bin Laden sigue suelto en algún lugar de un país asiático que fue la primera parada de la Guerra contra el terrorismo pero que está bastante abajo en las actuales prioridades del gobierno estadounidense.

Pero la cosa no acaba ahí por supuesto, habrá viaje a Irak, donde la misma Casa Blanca le ha servido hoy una gran recepción. Por error, el servicio de prensa de George Bush ha mandado un comunicado a los medios anunciando que el primer ministro de Irak Nouri Al-Maliki apoya el plan del candidato demócrata de retirada de Irak... una perfecta metedura de pata. Ya en Europa, la cita que más expectación ha despertado es un multitudinario discurso en Alemania. Quería Obama pronunciarlo frente a la Puerta de Brandeburgo donde Kennedy dijo el histórico "Ich bin ein berliner", pero al parecer Angela Merkel no se ha mostrado muy entusiasmada y el tinglado se ha trasladado a la columna de la victoria. No está mal, como premio de consolación.

De propina: entre tanto jaleo olvidé daros las cifras de recaudación del mes de junio. Obama se ha hecho con 52 millones $ y McCain con 22.

La bola de cristal: me encanta la última estrategia de campaña de McCain, este fin de semana he oído a uno de sus asesores comparar la postura de Obama en Irak con la de George Bush. Creo que nuestra capacidad de asombro va a ponerse mucho a prueba de aquí a noviembre.

19 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Si con todas las facilidades que le están otorgando los medios de comunicación, Obama no gana en noviembre, se convertirá en el mayor fracaso de la historia electoral de los Estados Unidos y del mundo. Superando la inesperada derrota de Harold Wilson en las elecciones británicas de 1970.

Es increíble que con estos tratos de favor de los medios (jamás el trato fue tan parcial), una mala situación económica, y una guerra impopular, sólo saque 3 puntos de ventaja en la encuesta de Gallup. Increíble.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

El running-mate de Obama será Evan Bayh y será anunciado entre el 18 y el 21 de agosto. Acuérdate de lo que te he dicho...

Anónimo dijo...

Antxon, desde las elecciones del año 1968 en EEUU hay una mayoría conservadora, que sólo ha sido rota en 3 ocasiones: en 1976, con crisis económica, recién salidos del trauma de Vietnam, con un candidato republicano como Ford y, sobre todo, después de que por primera vez en la historia de EEUU un presidente estuviera a punto de ser destituido (y si no lo fue es porque antes dimitió); en 1992, también con crisis económica y gracias a Ross Perot (Clinton en el 92 logró un porcentaje de votos menor que Dukakis en el 88) y otra vez en el 96, con un porcentaje de voto que no llegó al 50% -de hecho Dole y Perot lograron juntos casi el mismo porcentaje-, la participación más baja de la historia y en unas elecciones sin demasiada incógnita. Así pues, si gana Obama creo que será por muy pocos puntos -quizás 2 ó 3- y cambiando de manos unos pocos estados, como Ohio, Iowa o Colorado. Y a priori Obama lo tiene bien en estos tres, así que los esfuerzos demócratas creo que deberían centrarse en estos 3, y en mantener aquellos en los que en el 2000 ganaron con diferencias escasas, como Pennsylvannia. La verdad es que no lo encuentro demasiada lógica a lo hacer campaña en todos los estados, porque ni necesitan hacerla en Massachussets donde es seguro que ganarán, con o sin campaña, ni en Utah, porque perderán con o sin campaña.

Por cierto Antxon, ¿quién es Evan Bayh?

Lluís Belenes

mmmm dijo...

Creo que merece la pena mencionar, Antxon, que si bien su margen en las encuestas nacionales es escaso, las encuestas por estados van muy a su favor.

En Indiana, que ganó Bush en 2004 por 21 puntos, las encuestas van un punto a favor de Obama.

En las dos Dakotas es un empate técnico. Vale que solo suman 6EV pero en 2004 cayeron para Bush por márgenes de más del 20%.

Lo mismo Montana, donde Obama va por delante.

Y Missouri, NC, Virginia han pasado a ser, según las encuestas, campos de batalla.

Y aunque en los swing states de toda la vida (NC, PA, NM, OH, CO) va por delante, las ventajas son como mucho exiguas sino de empate técnico.

Los datos son de electoral-vote.com

Si estas encuestas estatales no son de fiar, si bien en electoral-vote.com predijeron tanto la victoria de bush como los 33 asientos del senado en juego en los midterms, me dejo aleccionar sin problemas por tus superiores conocimientos históricos :-)

Lo de la prensa es curioso, si lees en sitios afines a uno u otro partido ambos tienen quejas. Ambos por el exceso de atención prestado a Obama... que en mi opinión permite a McCain salir bastante indemne de muchas metidas de pata que comete, sus múltiples cambios de postura etc etc.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

El problema es que tienes que darte cuenta de que para que un candidato gane en un estado como Indiana (cuyo electorado se sitúa más a la derecha que el electorado nacional en un grna porcentaje), tendría que ganar a nivel naiconal con un resultadod e escándalo.

Si por algo son más competitivos estados como Ohio, Colorado, Pennsylvania, Missouri, etc. es precisamente porque las diferencias entre ganador y perdedor suelen asemejarse mucho con las diferencias que se ven a nivel nacional. Si un republicano gana a nivel nacional por 2 puntos porcentuales, sabes que ganará Missouri, Colorado, u Ohio. En cambio sabes que no ganará Pennsylvania, para ganar Pennsylvania por uno o dos puntos, necesita ganar a nivel nacional con 4 o 5 puntos.

Es por ello que no doy demasiado crédito a las ventajas de Obama en ciertos estados como Montana, las Dakotas, o Indiana. Porque no puede revertir el resultado ofrecido por esos estados hace cuatro años, haciéndolo sólo 4 o 5 puntos mejor que Kerry a nivel nacional. Para que un demócrata se lleve esos estados en una carrera a dos, necesitaría mejorar elr endimiento de John Kerry a nivel nacional en cerca de 10 puntos, y lograr una victoria naiconal de unos 8 puntos (parecida a la lograda por Clinton en el 96 que no ganó ni las Dakotas ni Indiana y con Perot en la carrera). Salvo que un rgna núemro de republicanos se queden en su casa y no vayan a votar. Pero vamos, si fueron a votar por Dole...

Las encuestas estatales sulen ser más fiables que las nacionales. Pero no en julio, sino en octubre. John Kerry ganaba Georgia en verano de 2004, y en noviembre Bush ganó Georgia por 17 puntos. Seguramente las predicciones de electoral-vote.com sean acertadas. Pero las que haga en octubre.

Lluis Belenes, estoy de acuerdo contigo. Sobre Evan Bayh... estoy escribiendo su biografía en español para la wikipedia, y hoy o mañana publicaré algún post en mi blog sobre esa predicción que he hecho.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

O recordar a Dick Cheney que viajó a ¡Hawaii! (uno de los estados más liberales de la Unión) a hacer campaña el último fin de semana de la campaña de 2004 porque los sondeos daban empate técnico.

Pero, ¿qué es lo que pasó? Que Kerry ganó Hawaii 3 dáis después con un 9% de ventaja sobre Bush. Efectivamente, Kerry lo hizo peor que Gore cuatro años antes (Gore ganó Hawaii por 18 puntos en 2000), pero hasta el punto de perder. Y probablemente, esos sodneos que sitúan a Obama en disposición de ganar ene stados como Montana, Dakotas, Indiana y otros, lo que indican es que los perderá por menos diferencia que Kerry hace cuatro años. Que si Kerry perdió Montana por 20 puntos, Obama lo puede eprder por 6 o 7.

Es lo que pienso.

Anónimo dijo...

¿Bayh puede hacerle ganar Indiana? Seria el fin de McCain. Que es por todos los analistas adulado, pero que nunca ha dejado de ser un buen politico pero no tiene esa imagen clintoniana de presidente.

Jordi Coll dijo...

El historial como gobernador de Bayh es impecable. Como senador no me gusta tanto. Sería un muy buen candidato a presidente, un poco como Mark Warner, aunque no sea del Sur.

Anónimo dijo...

Bayh es excelente creo que no hay nadie mejor que él para Obama, nadie.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Con Bayh sí podría disputar la victoria en Indiana. Porque Bayh tiene sus propios votantes. Sin Bayh lo dudo.

Carlos :. dijo...

Bayh sería una gran apuesta, aunque a mí el DLC me cae un poco gordo jeje... Aportaría mucha serenidad al ticket para ir de verdad a por estados que han sido rojos desde hace décadas. Además es todo un clintonista, capaz de aplacar a los descontentos, aunque le falta experiencia en política exterior sí que la tiene en defensa, como miebro del comité de Servicios Armados. Viendo sus últimas declaraciones, parece que alguien le ha chivado que está muy cerca...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Y una marca muy americana. BAYH. Todo lo contrario poco americano que suena el apellido OBAMA.

Y aunque se crea que eso es una tontería, no lo es. Y menos teniendo enfrente a un tipo que se llama MCCAIN con una estrella en la I.

Anónimo dijo...

Si Obama fuera la mitad de H. Wilson ya seria presidente, asi como si McCain fuera la mitad de Heath.

Pero Harold era muuuuy grande. Es apasionante hablar de el, un intelectual de verdad no como Obama. Un estadista, un genio, pero humilde algo que no tenia nadie de todos los candidatos de ambos partidos. Ni genios, ni humildes.

Nunca EE. UU. en su historia moderna ha tenido nada parecido a Wilson. Sino el mundo seria mucho mejor.

Perdon parezco un laborista pero creo que Wilson no es lo que es por esa derrota. Asumio con hidalguia el liderazgo de la opocision con respeto y entusiasmo a un hombre que no le llegaba a los talones como Heath... pero sin dudas un rival digno y valorable.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

De Edward Heath decíanq ue le gustaba llevar a jovencitos a Downing Street por las noches (algunos que rozaban la edad legal). No sé si sea verdad o sea una leyenda urbana...

El último sondeo del Detroit News (suele ser bastante fiable para Michigan) otorga una ventaja de sólo 2 puntos a Obama en Michigan. Este tipo de contradicciones son los que se suelen dar en verano, y no tanto en octubre. No tiene ninguna lógica que si Obama gana Michigan por sólo 2 puntos, tenga opciones de ganar Indiana, Montana o Nevada, o viceversa.

Anónimo dijo...

Creo que el siguiente link puede ser interesante: http://uselectionatlas.org/

Sólo hay que tener en cuenta que tal como dice la misma página, usa el rojo para los democratas y el azul para los republicanos, al revés que los colores que normalmente se usan en EEUU.

Lluís Belenes

Carlos :. dijo...

sería estupendo que esta fuera una elección llena de sorpresas pero efectivamente, hay algunos patrones difíciles de romper...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Rasmussen da a McCain una ventaja de 6 puntos en Ohio. Y luego dice que la cosa está empatada en Indiana o Virginia. ¿Tiene eso lógica?

Carlos :. dijo...

Nada lógico la verdad, pero yo estoy deseando ver cambiar ese mapa anquilosado... si dos candidatos atípicos como estos no consiguen darnos algunas sorpresas, no sé quién podrá.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Lo que ocurre es que lo que ha llevado en el pasado a transformaciones profundas en el mapa electoral ha sido el intercambio de papeles. Por ejemplo, El Partido Republicano se hizo con el Sur cuando intercambió su posición con el de los demócratas en el debate racial; o logró los famosos landslides del 72, 80 u 84 envistiendo contra las élites culturales con las que antes se identificaba.

Este año no hay nada de eso. La agenda del candidato demócrata es casi idéntica a la de Kerry hace cuatro años. No hay vuelco en el debate. Sólo hay unas condiciones más favorables a esa agenda que hace cuatro años debido a una serie de circunstancias puntuales como en la mayoría de elecciones.