lunes, 7 de julio de 2008

Regreso a Irak

En el último año, las cosas han mejorado en Irak. Es difícil verlo de esta manera, porque siguen muy mal, pero a cualquier observador puede llamarle la atención que las matanzas diarias de cientos de civiles se han visto reemplazadas por matanzas semanales. No es para sentirse orgulloso pero lo cierto es que John McCain apostó muy fuerte por la estrategia de aumentar el número de tropas en Irak y tiene mucho que celebrar con la bajada del nivel de violencia: el último mes murieron en el país 29 soldados estadounidenses por 101 que fallecieron en junio del año pasado.

De ahí una polémica interesante cuando Barack Obama dijo que iría "refinando" sus políticas en torno a Irak conforme fuera manteniendo reuniones con el alto mando: se refería a su propuesta estrella de las primarias de devolver a los soldados a casa en dieciocho meses. La campaña de McCain ha ido a la yugular en este asunto, acusando a Obama de "inconsistencia" y sugiriendo que estaba caminando hacia las posiciones de los republicanos. De nuevo ha surgido la batalla pro ver quién puede encasquetarle al rival la perniciosa etiqueta del "flip-flopper" de esta elección, del que cambia de opinión según las conveniencias.

Para ser los dos candidatos de las "nuevas políticas" y todo eso... me suena bastante tradicional.

De propina: el gobernador de Florida Charlie Crist se ha prometido con la novia que tiene desde hace nueve meses. ¡Cuánta prisa! Tal vez hayan tenido algo que ver las circunstancias: los rumores que lo situaban como posible elección de McCain para la vicepresidencia y los que levantaban las cejas al saber que estuvo casado menos de un año en 1980, y nada más.

La bola de cristal: hay demasiadas noticias ya por ahí sobre la supuesta incompetencia verbal de John McCain, esto es muy malo para Obama que con su fama de gran orador, llegará a los debates con unas expectativas tan altas que serán casi imposibles de batir.

No hay comentarios: