jueves, 7 de agosto de 2008

Hillary llama a la puerta

Cuando parecía que los demócratas se dirigían a una tranquila y bien organizada coronación de Barack Obama, el sector irreductible de partidarios de Hillary Clinton ha decidido volver a la guerra. Con algo menos de la mitad de los delegados, pueden causar muchos problemas y el primero que tienen en mente, por supuesto, es que el nombre de Hillary sea emplazado entre los candidatos y votado por la convención. Una posibilidad que no hace falta decir que no agrada particularmente a la campaña de Obama que necesita que la convención sean cuatro días de paz, sincronización y muchos vídeos promocionales.

La propia Clinton ha hecho saltar la liebre cuando, preguntada al respecto por unos partidarios en un acto, ha dicho que está buscando una estrategia para la voz de sus delegados se escuche en la Convención. No suena muy bien, la verdad. Un grupo de los más fieles prepara incluso una manifestación en Denver el día que la senadora habla ante la convención, que se celebrará simultaneamente en otras ciudades del país.

Obama y Clinton han emitido un comunicado conjunto en el que dicen que están trabajando unidos por la victoria y que se asegurarán de que todas las voces sean escuchadas en Denver. Muy bonito pero, ¿cambia eso algo de lo anterior?

De propina: No he visto una persona que haga campaña más activamente para la vicepresidencia que el gobernador de Virginia Tim Kaine. Sabe lo que quiere.

La bola de cristal: empezaremos a oír pronto una historia sobre el asesor musulmán de Obama que ha dimitido por tener conexiones con un imán radical, posiblemente el peor tipo de historia para un candidato que tiene que desmentir todas las semanas que se educó en una Madrahsa.

3 comentarios:

Francisco dijo...

Si Hillary empieza a molestar, el gorbernador de Virginia se puede ir despidiendo de la candidatura. No porque vaya a ser Clinton la VP, pero hay que tratar de dejar contentos por lo menso a una parte de los segudores clintonistas, entonces seria la mejor opcion Bayh o en su defecto Richardson.

Carlos :. dijo...

tendría entonces que ser Bayh porque con Richardson acabó fatal fatal... cuando éste endorsó a Obama el ex-jefe de campaña de Bill Clinton le llamó Judas y todo. Así que para mí que Richardson es el más vetado por los Clinton.

Francisco dijo...

Pero les esta dando plata. Otro bien Clintonista seria Wesley.