miércoles, 24 de septiembre de 2008

700.000.000.000 $

Esta cifra se ve y se escucha mucho en los últimos días. Es el dinero que la administración Bush le ha pedido al Congreso para salvar el país de la crisis financiera. El secretario del Tesoro recibiría estos fondos y una libertad de actuación insólita. La medida ha sido recibida con frialdad por los legisladores y ha puesto en un brete tanto a John McCain como a Barack Obama.

A McCain no le gusta el plan de rescate con dinero público porque, recordemos, los republicanos siguen siendo el partido del mercado libre. Eso significa que una empresa que va a la ruina es la que ha hecho las cosas mal y que el sabio mercado pone fin a su aventura. Esto por supuesto funciona bastante mejor cuando cierra un puesto de fruta que cuando peligran las mayores instituciones financieras del mundo. Además, la plataforma política aprobada en la convención hace apenas unas semanas se oponía específicamente a este tipo de planes. A Obama por su parte tampoco le gusta un pelo el plan. Es dinero público que se gasta el salvarle el pellejo a grandes empresas mientras que los trabajadores, santo y seña del partido demócrata, van a sufrir igual. Los ejecutivos de Wall Street no son una prioridad para él.

Sin embargo, los dos temen oponerse al plan. No quieren que a la larga se recuerde que se cruzaron de brazos mientras la economía se hundía. Temen las consecuencias de decir que no y probablemente es por eso que al final van a votar sí. Ambos han exigido varias condiciones para hacer más digerible la medida: McCain ha pedido que se incluyan cuatro condiciones, Obama cinco. Como os podéis imaginar, ninguno de ellos ha llegado a decir que sin esas condiciones votará en contra. No van a arriesgarse a un voto impopular a tan poco tiempo para las elecciones.

De propina: soplan buenos tiempos para Obama. Hoy ha alcanzado su mayor ventaja en una encuesta nacion. ABC/Washinton Post lo sitúa a nueve puntos, 52% - 43%

La bola de cristal: si esto sigue así después del sábado la campaña de McCain no tardará en sacar algo gordo, no se pueden permitir tantos golpes por la economía.

3 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Lo que le espera al nuevo Presidente xD

La encuesta de ABC News no tiene mucho crédito. Fíjate más en Rasmussen y Gallup, que ajustan mejor los datos demográficos a la realidad.

No creo que ninguno de los esté por encima del 50% en intención de voto todavía.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Creo que Obama lo tendrá muy crudo en Ohio. En Florida ya dije que no tiene nada que hacer, conozco a votantes de Kerry allí que van a votar por McCain. Se está centrando ahora en Florida porque está viendo Ohio muy cuesta arriba.

Creo que su mayor esperanza y mejor ruta para llegar a la Casa Blanca pasa por ganar en Colorado, New Mexico y Iowa. Iowa lo tiene hehco porque se pasó allí todo el año pasado. Colorado y New Mexico estarán muy cerrados.

En cuanto a los estados ganados por Kerry, gente de New Hampshire está muy convencida de que el estados erá para Mccain. Me sorprende porque las encuestas vienen dando favorito a Obama, pero lo dicen con mucha seguridad, no sé en base a qué. Por lo demás, en cotnra de lo que la gente piensa, Obama tendrá más problemas en Pennsylvania que en Michigan. Michigan lo veo bastante bien para él, pero en Pennsylvania se mantiene gracias que se está sobredimensionando el electoradod emócrata, pero está perdiendo entre los independientes fuera de Philadelphia, algo preocupante.

Anónimo dijo...

Lo dicho, ahora el 52% no es suficiente.