miércoles, 10 de septiembre de 2008

¿Dónde está Irak?

A pesar de lo que uno piense de sus decisiones, nadie podrá negar que George W. Bush es un tipo inteligente en lo que a la política se refiera. Ayer anunció la retirada de 8000 soldados de Irak y el traslado de algo más de la mitad de ellos a Afganistán. Un movimiento que ciertamente beneficia a la campaña de John McCain dentro de su teoría de progreso en la misión. Barack Obama ya ha atacado la decisión, que considera insuficiente e interesada, pero es un revés en su estrategia que debería haber anticipado.

McCain y Bush tienen una larga historia de enfrentamientos pero el presidente sabe bien que en su situación de impopularidad, sólo la elección de un presidente republicano podría evitar que Obama comience a deshacer su "legado" desde el día uno. La actuación de Bush también conlleva un riesgo para McCain: si mañana en un atentado mueren veinte soldados, la historia mediática le va a castigar.

Aún así estoy sorprendido por el poco interés que ha suscitado la noticia en los medios estadounidenses. La mayoría prefieren un escándalo financiero bastante dudoso de Sarah Palin y otras pequeñeces. Será que Irak es ya una historia vieja, pero yo no me fiaría de la tranquilidad política de un país donde mueren de quince a cincuenta soldados estadounidenses todos los meses.

De propina: Palin, desvela el Washington Post, cobró dietas del estado de Alaska incluso los días en que permaneció en su casa. No parece que sea nada ilega ni poco habitual, así que no creo que traiga cola.

La bola de cristal: Bush seguirá intentando echarle una mano a McCain en lo que pueda de aquí a la elección pero tal cual está su popularidad, no será fácil.

No hay comentarios: