lunes, 22 de septiembre de 2008

McCain suda antes del debate

El viernes es el gran día. La cita es en Oxford, Mississippi y los invitados son Barack Obama y John McCain. ¡Por fin el primer debate! Los candidatos ya están recortando tiempo de sus apariciones públicas para dedicarlo a preparararse, porque dada la situación dramática de la economía del país se espera mucha audiencia.

Ambos se juegan mucho. McCain necesita aprovechar esta oportunidad única de cambiar la corriente. En los últimos días no se lleva más que golpes y da la impresión que ahora que la economía es el tema principa, anda algo perdido. Se trata de una debilidad que no ha pasado por alto ni siquiera a los republicanos porque el pasado viernes era toda una biblia del GOP como el Wall Street Journal el que le daba un revolcón de los serios.

"John McCain ha dejado bien claro esta semana que no entiende mejor que Barack Obama lo que está pasando en Wall Street, pero además el jueves dio un golpe de efecto populista y encontró su chivo expiatorio para el pánico financiero - Chris Cox, el presidente de la SEC - Está claro que el señor McCain quiere distanciarse de la administración Bush, pero este asalto al señor Cox es falso y profundamente injusto, también es no presidencial (...) En las crisis los votantes quieren un liderazgo tranquilo, no respuestas fáciles y falsas que no ayudan en nada (...) Nunca vencerá a Obama compitiendo como un populista enfadado, como Al Gore en el 2000"

No lleva muy buena semana. Unos reporteros han estado investigando el número de coches que tienen los candidatos y sus esposas. McCain vence a Obama por 13 a 1... lo que inevitablemente recuerda a aquella polémica cuando en una entrevista no recordaba cuántas casas tenía. En fin, que McCain está encerrado en un ciclo negativo de noticias y necesita una gran actuación en el debate para salir.

Barack Obama se ve en la oportunidad de marcar distancias. Ha vuelto a recuperar cortas ventajas en las encuestas y un buen debate podría catapultarle. Lamentablemente, por lo que hasta ahora hemos visto de él, no es su mejor cualidad. Es un buen orador pero se pierde bastante al enfrentarse con otra persona en el escenario. Hillary se las hizo pasar canutas en varias ocasiones y un perro viejo como McCain puede perfectamente hacer lo mismo. Su problema es la presión, está en una situación inmejorable ahora mismo y si la fastidia perderá el momentum acumulado en los últimos tiempos.

¿A que ya dan ganas de que sea viernes?

De propina: las últimas encuestas muestran un empate técnico en Florida y siguen dando a McCain Ohio

La bola de cristal: la noche del viernes al sábado haremos seguimiento en directo del debate ¿quién se apunta?

3 comentarios:

Napoleón dijo...

...

Gulliver dijo...

Claro que me apunto Carlos a seguir el asunto.

Eso sí, no entiendo como a Obama, tan prominente Orador, le podria hacer mella el Señor respetable y venerable McCain, que dificilmente puede estar tan siquiera parado frente a un publico sin dar pena ajena, peormente expresarse, no se entiende como un politico ha llegado tan lejos teniendo tan deficientes capacidades de manejo de un publico y de oratoria. Y por eso digo que no entiendo como podria causarle ello problemas a Obama que es de una liga totalmente opuesta. Sin embargo es así, sin su propio guión y libreto e ideas preparadas, Obama parece no tocar tierra en entrevistas o debates, navega mucho, lo suyo es pensar y no tanto confrontar y devolver los golpes. Creo que Obama deberia dejar su pocisión reflexiva y defensiva para tener un rol más afirmativo en los debates, creo que sin ser grosero o picapleitero, ser agresivo frente a McCain, porque si le entrega este rol a McCain, entonces esta dandole vigor a un candidato que tiene 20 años menos que el, creo que Obama deberia demostrar que el que tiene vigor aquí y que va hacia adelante es el y no el que va para los 70 años. De lo contrario es facil que de esa imagen de vacilante, dubitativo, inseguro, que no es la de un Presidente de Estados Unidos, un presidente de U.S. no es un filosofo ni un pensador, pensará cuando tenga que pensar y cavilar, de lo contrario tomará las decisiones que tenga que tomar y expresará claramente lo que tenga que hacerlo.

Carlos :. dijo...

Mucho ojo con McCain en los debates, que va con expectativas bajas y tiene muchísima experiencia... no me extrañaría que Obama se llevara una sorpresa