viernes, 24 de octubre de 2008

El circo donde crecen los enanos

Los candidatos están en una frenética carrera por los estados aún indecisos. A diez jornadas del día "D", las agendas están tan cargadas que apenas tienen tiempo de decir hola, repetir unas cuantas frases del discurso estandard, y subirse de nuevo al avión. Las cosas no han mejorado mucho para John McCain, encerrado en un ciclo de noticias negativo que parece no acabar nunca. La última encuesta de CBS le pone trece puntos abajo y las que llegan de los estados no anuncian nada bueno. Tal vez lo peor para él sea que incluso muchos de los "suyos" han perdido la confianza. El último anuncio del la campaña republicana para el Senado sugiere que la elección de una candidata demócrata daría un "cheque en blanco" a una Casa Blanca de Obama. Así están las cosas.

Barack Obama ha tenido que escaparse a Hawaii a ver a su abuela que aparentemente está ya para pocos sustos. Desde las soleadas islas tendrá la oportunidad de escuchar las advertencias de Sarah Palin de que su elección como presidente "invitaría peligrosas crisis internacionales" y otras acusaciones formuladas por algunas figuras de escaso relieve dentro del partido republicano, que llevadas por la frustración sueltan perlas como que Obama es un "musulmán socialista". Los folletos que tratan de juntar a palabra "Obama" a "Terrorista" proliferan por doquier pero aún no ha saltado el gran escándalo que caliente los últimos días de esta campaña.

De propina: dos endorsements medianamente significativos para Obama. El muy previsible de The New York Times y bastante sorprendente de Scott McClellan. Ex-portavoz y asesor de Bush.

La bola de cristal: y por cierto, sí que creo que la campaña de McCain guarda un as en la manga, tal vez para los shows del domingo o para principio de semana.

5 comentarios:

Saül Caballero dijo...

Puede ser que los republicanos guarden un As.

Es más, creo que los demócratas también guardan algún otro.

Otra cosa es que a estas alturas de la película, escuchado lo escuchado y visto lo visto, estos Ases puedan hacer cambiar muchas opiniones que no estén ya decididas.

Tal vez queda alguna mente indecisa o con posibilidades de variar, pero no lo hará si lo que se aporta es más de lo mismo dicho más grande, mas gordo o más fuerte.

Los que se "excitan" y votan a McCain por las basuras de Obama, o por su notoriedad en política exterior: ya decidieron su voto.

Los que se "excitan" y votan a Obama por el miedo o las cagadas de Palin, o su notoriedad en política económica: ya decidieron su voto.

Se tendría que cambiar de registros para generar una variación palpable.

luis dijo...

Vamos, que un As de muy ancho calibre tiene que tener McCain para dar un vuelco las encuestas. Me queda la duda de si arrasará igual en las votaciones como en las encuestas.... casi da miedo pensar en esa posibilidad.

Anónimo dijo...

"Recuerden mis palabras, no pasarán seis meses antes de que el mundo ponga a prueba a Barack Obama. El mundo está mirando. Vamos a tener una crisis internacional para poner a prueba la entereza de este hombre. Os garantizo que ocurrirá."

Eso lo dijo Joe Biden hace una semana. Así que a lo mejor es Obama el que tiene fuego amigo. Si el candidato a vicepresidente dice eso de Obama, ¿qué no van a decir los republicanos?

Saül Caballero dijo...

Pues a mi me parecen palabras positivas.

Es decir: que será un Presidente que actuará, no que se esconda.

Pero bueno, que la cosa ahora son las elecciones y "que no nos confunda la semática"...

XDDDDD

Carlos :. dijo...

no me parecen para nada negativas... dice que habrá una crisis que le probará, no que la va a provocar él!!