martes, 28 de octubre de 2008

La recta final: 7 días

La meta ya se adivina en el horizonte. Después de casi dos años de blogueo la carrera presidencial toca a su fin y aunque no se puede evitar cierta pena, tenemos todos ya ganas de saber cómo acaba esto. Hoy hemos conocido dos noticias que tienen muchos visos de afectar al desarrollo de esta última semana y poner algo de diversión en el duelo McCain-Obama.

Para empezar, un jurado federal acaba de declarar culpable de varios cargos de corrupción al senador republicano Ted Stevens, de Alaska. No se trata sólo del senador republicano con más experiencia en la cámara sino también del mentor de la vicepresidenciable Sarah Palin que trabajó para él. Otro problema más en este frente... Palin no ha pedido directamente su dimisión aunque ha dicho que su "amada figura, como la de un abuelo, hará lo mejor para Alaska". Stevens declara su inocencia y se mantiene como candidato a la reelección que se votará también el próximo martes, aunque es posible que incluso ganando pudiera ser expulsado del Senado.

Al otro lado, alguien ha desenterrado una entrevista al desconocido Barack Obama en septiembre de 2001. La frase que está levantando olas es una en la que dice que la Corte Suprema nunca ha entrado en el asunto de la redistribución de la riqueza y otros tipos de problemas básicos para la justicia social y económica del país". Evidentemente, la redistribución de la riqueza es un tema nada popular para los votantes independientes y difícilmente digerible para cualquier otro, porque en Estados Unidos suena demasiado a socialismo e incautaciones. La campaña de John McCain va a insistir con esto.

Dos historias para la última semana; ¿surgirá alguna otra?

De propina: el FBI ha acabado con una trama bastante de andar por casa que tenía como objetivo el asesinato de Obama y otro centenar de afroamericanos.

La bola de cristal: el Team McCain cada vez insiste más en los peligros de un gobierno completamente demócrata: Cámara, Senado y Casa Blanca. Creo que el argumento llega tarde y que aunque a Obama aún se le puede torcer la historia, los demócrata arrasarán de todas todas en el Congreso.

2 comentarios:

Daniel Téllez dijo...

Ya no queda nada, Carlos!!!! Seguro que te has pedido la semana de vacaciones!!!

Un abrazooooooo

Carlos :. dijo...

ues la verdad es que sí!!