lunes, 27 de octubre de 2008

Tensiones internas en casa de McCain


Poco después de que John McCain la eligiera para ser su vicepresidenta, Sarah Palin dijo a cuenta de algunos desacuerdos pasados que "no puedes esperar que dos 'mavericks' estén de acuerdo en todo". Y se ve que a nueve días de la elección, con las encuetsas pronosticando un resultado sombrío para los republicanos, algunos han comenzado ya con el reparto de las culpas.

Dice la información de Politico que Sarah Palin está más que descontenta con el modo en que la dirigen y que está también dispuesta a ser más ella misma, más agresiva. Aparentemente, culpa a los ex-asesores de Bush que ahora la ayudan de estropear su imagen pública manteniéndola apartada de los medios y con errores de bulto como enviarla a hundirse a una entrevista con Katie Couric. Su círculo íntimo predice que si las cosas van mal el día de la elección, van a señalarla con el dedo y a lastrar por tanto su futuro político.

En cierto modo ya lo hacen, porque la respuesta a estas informaciones no se ha hecho esperar. Fuentes cercanas a McCain han devuelto el fuego diciendo que Palin va por libre, enfrentándose a la campaña y contradiciendo algunas de las palabras del propio candidato. Citan ejemplos como su crítica de las robocalls (llamadas automáticas con mensajes de camapaña) o su público disenso con la decisión de suspender la campaña en Michigan. Algunos señalan que el problema de Palin es, en efecto, la falta de experiencia y que el puesto le viene grande.

En las declaraciones oficiales de hoy están acallando los rumores, pero deberían considerar también no seguir hablado fuera de cámara y alimentando esta historia. Una lucha McCain-Palin no es el mejor mensaje para el electorado a tan poco tiempo del día clave.

De propina: Obama ha reunido 100.000 personas en un acto en Denver (ciudad de gratísimo recuerdo...) aunque muchos señalan que el volumen de las multitudes no suele ser una medición fiable del éxito electoral.

La bola de cristal: de aquí al próximo martes oiremos mucho los "ultimos argumentos", resúmenes contundentes del mensaje de las campañas... y también los preparativos de las fiestas de la victoria/derrota de los que ya conocemos bastantes detalles.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En verdad todos estan siendo muy injustos con Palin, ella no tiene tanto que ver con el posible fracaso.
A mi no me fascina Palin, ni me gusta casi nada de ella. Pero la derrota de McCain seria culpa de Palin por el lugar extremadamente grande que le han dado.
En cualquier entrevista a celebridades se de pregunta por McCain y por Palin, ademas solo lo hacen con Obama y nuca le por Biden.

Francisco

Saül Caballero dijo...

En referencia a Palin, en alguna entra anterior se me acusó de machista por no darle mi visto bueno.

Entonces opinaba que era una desconocida y que no generaría un gran efecto llamada. Por mi sensación de que un producto de última hora sería difícil de vender con las características de emotividad y apego.

Pues vaya, me equivoqué. Hubo efecto Palin y sus NewFans la acogieron como un producto que hubiesen venerado desde hacía años.

Y disculpadme si ahora vuelvo a equivocarme, pero en el sentido contrario: PALIN NO ES EL PROBLEMA.

McCain se metió en una batalla de calumnias que el equipo de Obama contestó de una manera bastante elegante al mismo tiempo que daba caña.

Pero una vez McCain metido en ese juego se generó una notoriedad que no ha encajado con los llamados "independientes".

Que ahora Palin vea el barco hundirse y se sienta que la usan como cabeza de turco... yo también empezaría a ir por libre.

Por que mal va la cosa cuando se empieza a pensar no solo en el resultado del 4-NOV, sino como quedará cada uno políticamente después de las elecciones.