jueves, 9 de octubre de 2008

Un buen motivo para perder

Os interesará saber que sólo un 9% de los estadounidense están satisfecho de cómo van las cosas en el país, un mínimo histórico para esta tradicional pregunta de Gallup. Leon Panetta, que fue jefe de gabinete de Bill Clinton, ya ha dicho públicamente que gane quien gane será un presidente de un sólo mandato. Esta crisis puede comerse a la Casa Blanca como ha hecho con Bush, quien por cierto está al 25% de aprobación, muy cerca también del mínimo histórico para un presidente.

Digo esto porque Barack Obama y John McCain están a tiempo de arrepentirse discretamente... y de paso dejar de llamarse el uno al otro "deshonroso", "fuera de onda", "despilfarrador", "inexperto", "no presidencial"...

De propina: algo más de 63 millones de personas vieron por televisión el debate, francamente extraño contando con el nivel de aburrimiento al que nos sometió.

La bola de cristal: me he cogido vacaciones los últimos cuatro días de campaña... la culminación de estos dos años no merece menos que una cobertura a lo grande.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Le daban 1 mandato a Roosevelt...

lluis dijo...

En enero de 1929 llega Herbert Hoover a presidente, en octubre hay el crack (aunque de hecho las cosas desde 1928 ya no iban precisamente viento en popa). Roosevelt ganó en noviembre de 1932, más de 3 años después del crack, y se convirtió en presidente ya en 1933. Tal como están las cosas, el que gane ahora será más bien un Hoover que un Roosevelt.