Archivo del blog

miércoles, 5 de noviembre de 2008

El discurso de la victoria

"Si hay alguien ahí que todavía duda de que América es el lugar donde todo es posible, que aún se pregunta si el sueño de nuestro fundadores está vivo hoy en día, que aún cuestiona el poder de nuestra democracia: esta noche, es tu respuesta"
No descubro nada si digo que Barack Obama es un gran orador, y esta noche desde luego ha estado inspirado ante un público entregado de unas 125.000 personas. Un mensaje de unidad, gratitud y esperanza. El cambio ha sido por supuesto el tema del discurso, porque era el tema de la campaña. Tampoco ha falta el "Yes We Can" (Sí, podemos) que se ha reivindicado esta noche como una realidad. No se ha olvidado de recordar, eso sí, que esto es sólo el principio.
"Esta victoria por sí sola no es el cambio que buscamos. Es sólamente nuestra oportunidad de hacer ese cambio. Y no puede suceder si volvemos al modo en que antes se hacían las cosas. No puede suceder sin ti".
Entre los agradecimientos están su familia, su candidato a vicepresidente y su campaña. Mención especial para sus estrategas David Plouffe y David Axelrod, a los que da el mérito de haber creado la mejor campaña en la historía de la política estadounidense. Ha tenido grandes palabras para su ya ex-rival John McCain, por sus sacrificios para el país.

En resumen: emotivo, conciso, presidencial y nada chillón. Sólo diré que al final el Reverendo Jesse Jackson, el hombre más duro del mundo que amenazó con cortarles los h_____ en las primarias, estaba llorando.
"Esta es nuestra oportunidad de responder a la llamada. Este es nuestro momento. Este es el tiempo de poner a la gente a trabajar y abrir a nuestros hijos las puertas de la oportunidad. Para restablecer la propsperidad y promover la causa de la paz. Para reclamar el pueblo americano y reafirma la verdad elemental: que de muchos somos uno. Que mientras respiramos, soñamos, y que donde encontramos la duda, el cinismo y aquellos que nos dicen que no podemos, responderemos con el credo inmortal que resume el espíritu de un pueblo: Sí, podemos. Que Dios os bendiga y que bendiga a los Estados Unidos de América."

No hay comentarios: