Archivo del blog

jueves, 20 de noviembre de 2008

Nombramientos por todas partes

Mientras Hillary Clinton deshoja la margarita con parsimonia (¿me interesará?, ¿no me interesará?...) Barack Obama sigue avanzando en la composición del resto del gobierno. Ayer conocimos que el antiguo líder de la mayoría en el senado Tom Daschle, va a ser el nuevo secretario de Salud y Servicios Humanos. Esta mañana hemos desayunado con dos noticias más: la gobernadora de Arizona Janet Napolitano para el Departamento de Seguridad Interior y Penny Pritzker, empresaria de Chicago, para el de comercio.

Parece que Napolitano emprenderá entonces el viaje a Washington ahora en lugar de desafiar a McCain en 2010 como se había rumoreado. Tal vez un favor de vencedor a vencido... Su nombre también había sonado para Fiscal General, el puesto para el que finalmente será nominado Eric Holder. Por cierto que los círculos conservadores y algunos senadores ya están anunciando que la confirmación de Holder no va a ser un camino de rosas. Los republicanos señalan su implicación en el polémico indulto de Marc Rich, condenado por evasión de impuestos y huido a Suiza, que Clinton perdonó el último día de su mandato mientras Holder era el segundo de abordo del Departamento de Justicia.

Las críticas le llegan a Obama no sólo por la derecha sino también por la izquierda. Comienzan a alzarse voces de que el gabinete del "Cambio" está lleno hasta los topes de veteranos de Washington y antiguos miembros de la Casa Blanca de Clinton. Parece que Obama se considera a sí mismo suficiente novedad... aunque por otro lado, los demócratas tienen poca cantera con experiencia de alto nivel aparte de la administración Clinton. Veremos el resto del gabinete.

De propina: el senador Ted Stevens ha reconocido su derrota y Marc Begich se convierte en el demócrata número 58 del Senado. Como quedan dos carreras aun por resolver, es posible que los demócratas alcancen la muy deseada cifra de 60 senadores para evitar filibusterismo (aunque para ellos hay que contar a Lieberman como demócrata...)

La bola de cristal: Howard Dean está decepcionado porque él también quería ser secretario de Salud y Servicios Humanos, el puesto que se ha llevado Daschle. Se habla de la agencia de protección del medio ambiente o de una embajada, pero eso no le parece suficiente para pagar su éxito con la "estrategia de 50 estados". Yo creo que no hay gabinete para él.

10 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Nunca he sido muy partidario de quitar a Gobernadores populares de sus puestos, para llevarlos a Washington. Ya lo hizo también Bush con gente como Tom Ridge, Tommy Thompson, o Christie Todd Whitman. El resultado fue que dejaron como Gobernadores a pesos ligeros que perdieron las siguientes elecciones.

Quieras que no, ir a un puesto de Gabinete implica quemarse. Creo que personajes popualres en sus estados, como Janet Napolitano, son más productivos en la política electoral. Nunca deberían dejar de ser candidatos a elecciones. Para el Departamento de Homeland Security puedes nombrar a cualquier Fiscal o Juez federal. No hay necesidad de poner a un político que puede seguir ganando elecciones para tu partido.

En cuanto a lo de nombrar a antiguos oficiales de la Administración Clinton, parece que el Consejero de Seguridad Naiconal será James Steinberg, otro veterano de la Administración Clinton. Si encima Hillary es Secretaria de Estado, dejaría todo el aparato de política exterior en manos de los Clinton. Están muy capacitados para hacerlo bien, pero creo que es conceder demasiado, y de alguna manera restarle cierto toque personal a tu administración.

Anónimo dijo...

Creo que para un gobierno hacen falta muchos burócratas y no tantos políticos. Entonces esos políticos históricos e inescrupulosos tan necesarios solo se encuentran en la administración Clinton.

Creo que Dean arpota mucho mas que Daschle, solo que el dakotense sabe todo los manejos de Washington, pero Dean es presidente del partido, algo aprendió.

Francisco

Alejandro dijo...

Obama le debe un montón a Dean, los democratas en general. Sin embargo concuerdo con Antxon, si Dean puede seguir ganando elecciones para qué quitarlo. Que se quede al mando del partido (aunque eso tampoco parece que vaya a suceder) y siga trabajando desde ahí para el 2012.... Creo y Obama y su equipo lo saben, que tienen que ponerse desde ya a trabajar para las proximas elecciones... Mi país sufrió mucho con un llamado "presidente de cambio" y el desencanto fue mayusculo cuando no cubrió las expectativas que se tenian de él. Eso mismo es lo que Obama no puede permitirse. Y a eso es a lo que apuestan los republicanos.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No, yo me refería a candidatos, carteles electorales. Como Napolitano que en su estado tiene muchoc artel y sería más útil que siguiera de Gobernadora o se presentara al Senado.

No a Howard Dean. De Dean tiene que deshacerse cuanto antes. Le ha sido de mucha ayuda, pero ya no lo necesita. Obama ya se ha hecho con la maquinaria del partido. Ahora debe "matar" a Dean. Y poner en el Comité Nacional Demócrata a gente que ha dirigido su comité de campaña.

Alejandro, ¿de qué presidente del cambio hablas?

Alejandro dijo...

Vicente Fox, presidente de derecha que tumbó al partido oficial (70 años en el poder). La expectativa era muy grande y apesar de que su gobierno tuvo cosas buenas (otras malas y unas cuantas ridiculas) la gente (y sobre todo los medios) se desencantó muy pronto de este hombre y NO lo dejaron trabajar.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No te engañes. El verdadero Presidente del cambio en México fue Carlos Salinas de Gortari. Él proyectó el nuevo México.

Por cierto, ¿qué sabes de un tal Peña Nieto? Creo que es Gobernador. Me hablan bien de él.

Alejandro dijo...

En efecto, Antxon. El verdadero presidente del cambio se llamó Carlos Salinas de Gortari, los llamados "tecnocratas" pero fue Fox quien se vendió como presidente del cambio en su campaña (eso dará platica para otro momento).

1.- Hace unos meses hubo un rumor de que Salinas de Gortari regresaba a mi estado a pelear la interna y ser candidato a gobernador (Tampoco pasará pero fue un rumor muy fuerte... Y la realidad es que se espera que su equipo vuelva a operar en el 2009 para las elecciones intermedias y preparando terreno para el 2012)

2.- Enrique Peña Nieto es Gobernador del Estado de México, el tercer gobierno en importancia en mi país. De momento parece el delfín del PRI para las elecciones del 2012, personaje relativamente cercano al grupo salinista. Un tipo joven que se está moviendo bien en los medios (previo arreglo con Televisa)Aquí ya hay quienes empezarán a trabajar en enero para plantar su estructura electoral en mi Estado.

Por contra, Peña Nieto fue el delfín de arturo montiel en EdoMex, y pues Montiel salió muy mal parado luego de descubrirse actos de enriquecimiento ilicito e irregularidades fuertes en su gobierno.

Al tiempo...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Salinas siempre me ha parecido uno de los homrbes más inteligentes que ha dado la política en los últimos 30 años, no sólo en México, sino en el mundo entero. Sobre lo de presentarse a Gobernador, mira este video.

Anónimo dijo...

Sobre eso mismo te comentaba. Salinas tuvo acercamientos con empresarios y algunos dirigientes sociales para "tantear" esa posibilidad de regresr.

Pero no pasará. El gobernador actual quiere poner a alguien cercano a él o en su defecto entregar la gobernatura al candidato del PAN (viejo conocido de él y que seguro le cubrirá la espalda)

Lo que si es un hecho es que la gente de Salinas regresa a operar en el estado.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

¿Y Luis Miguel no quiere dedicarse a la política? Ese chico sí que tenía carisma cuando era jovencito. Dios, no vi nunca a nadie con tanto carisma. Luego se volvió un poco raro.