lunes, 10 de noviembre de 2008

Y mientras tanto, los republicanos...

Barack Obama y familia visitarán en pocas horas la que va a ser su nueva casa. El Presidente en ejercicio y su esposa van a dar un tour por la Casa Blanca a los futuros inquilinos, que suponemos incluirá varias dependencias oficiales y también la residencia, para que vayan sabiendo dónde está el aseo y planifiquen qué colores de cortinas desean.

Pero mientras Obama planifica su próxima vida y gobierno, ¿qué hacen los republicanos? Tras una dolorosa derrrota electoral (¿cuál no lo es?) el partido se busca a sí mismo y no le faltan aspirantes a guía. Lo crean o no, las primarias republicanas de 2012 ya han comenzado.

Y aquí está nuestra amiga Sarah Palin... Ya se pueden comprar en internet pegatinas de "Palin 2012" y la gobernadora de Alaska ya se ha encargado de decir públicamente que los "idiotas" de la campaña McCain que filtraron críticas contra ella (las últimas esta misma semana) hicieron algo "inmaduro" y "cobarde". Lo ha contado en una entrevista el primer día tras su regreso a su sillón de Alaska. Sobre una futura candidatura, se mantienen en el "quién sabe...".

Mitt Romney, ex-gobernador de Massachussets y ex-candidato, está en un crucero con importantes donantes republicanos y se prepara para un intenso invierno de charlas y reuniones a lo largo del país. No tiene cargo público que desempeñar y todo el dinero que quiera para gastar, así que puede comenzar una campaña de cuatro años. Además están lo rumores que dicen que son siempre sus allegados los que circulan los malas noticias sobre Palin.

Incluso Newt Gingrich se apunta al carro del regreso político para salvar a los republicanos, según cuenta Robert Novak. En cualquier caso todos regresan silenciosamente a sus puestos de combate. La derecha conservadora en Internet está defendiendo con fiereza a Palin, rechazando que haya tenido cualquier culpa en la derrota de McCain. Otros muchos han dicho que la experiencia de McCain demuestra que hay que tener a un auténtico conservador ortodoxo para ganar la elección. Tienen dos años para pensar bien en una fórmula ganadora.

De propina: a pesar de las corteses visitas guiadas, la brecha ideológica entre Obama y Bush sigue plenamente vigente. Tanto que los próximos inquilinos del ala oeste de la Casa Blanca tienen preparada un lista de medidas Bush que quieren revocar por la directa: el freno a la investigación con células madre, la vinculación de la ayuda humanitaria a clínicas que no ofrezcan abortos o la imposibilidad de una legislación ambiental más estricta.

La bola de cristal: vital para la agenda del nuevo presidente es la nueva composición del Senado en la que sus líderes ya trabajan. De momento han conseguido que el nonagenario Robert Byrd renuncie a su codiciadísima presidencia del poderoso comité de apropiaciones... lo segundo en la lista es decidir qué hacer con el díscolo independiente Joe Lieberman, partidario de McCain. Puede que le quiten su presidencia de comisión o incluso que le expulsen del caucus.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que los demócrata se puedan poner a perder senadores en forma soberbia e irresponsable.
Lieberman es muy odiado, pero también muy respetado por otros sectores, eso generaría el primer gesto contradictorio de Obama, que siempre habló del dialogo y del no partidismo.

Francsico

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Quién sea el candidato republicano dependerá de cual sea el tema central en los meses previos a las elecciones de 2012.

Si Obama enfrenta una recesión, una pequeña recuperación sin fundamento, y otra recesión, está claro dódne habrá que derrotarlo. Y de ser así, el mejor candidato sería Romney, un hombre serio y respetado, con un buen historial como Gobernador y un curriculum impecable en el sector privado. Si Obama decepciona, los votantes ya no buscarán tanto el populismo (, y buscarán más algo serio y preparado en el terreno económico. Y Romney en un escenario como ese sería el candidato ideal para denunciar que los demócratas además de no resolver los problemas económicos o elevar el paro, han reprimido la iniciativa privada que es la que siempre ha hecho avanzar a este país y bla bla.... y toda esa retórica.

El problema de Romney está en su mormonismo. Ese no sería un problema en la elección general, con el electoraod ma´s preocupado por otras cosas, pero sí podría serlo en las primarias. Romney en este año coemtió el error de poner todo su empeño en ser el candidato all-star de lso republicanos, poniéndo demasiaod el énfasis en los temas culturales que consideraba importantes en Iowa, y al final se quedó en tierra de nadie. En 2012 debe intentar presenatrse desde un comienzo como el candidato-gestor, el solucionador de problemas, el graduado cum laude por Harvard, el hombre de negocios. Luego puede ganar o puede perder, pero para él siempre ese será el camino mejor para competir.

Sarah Palin es una buena candidata para tocar todos los palos, pero antes de dar el salto tiene que reconstruir su imagen. Eso lo debe hacer a partir de ser reelegida Gobernadora, o presentándose al Senado en caso de que Ted Stevens se viera obligado a dimitir. Necesita nuevos triunfos, que hagan ver que llega como una candidata más seria.

No es responsable de la derrota de McCain, porque aún semanas después de su selección, seguía sosteniendo a McCain arriba en las encuestas, hasta que llegó la crisis financiera. Lo que hizo perder a McCain es que no era el candidato adecuado para enfrentar dos meses monotemáticos sobre economía.

Mike Huckabee también es un buen candidato para tocar todos los palos. Y tiene algo que no tiene nadie. Lo pones a discutir con cuatro personas hostiles y sale, no sólo airoso sino victorioso. Eso no lo tiene nadie a día de hoy, ni demócrata ni republicano. Sólo Huckabee. Su probelma es que su identificación con los evangélicos puede convertirlo en una figura muy polarizante. Aunque sin duda ninguna es un candidato que este año, a diferencia de McCain, habría ganado estados como Indiana, Carolina del Norte, Florida, etc.

Luego hay otros Gobernadores como Bobby Jindal, de Louisiana, o Mark Sanford, de Carolina del Sur, o el Senador John Thune, que serían candidatos brillantes, pero que necesitarían primero un largo periodo para darse a concoer adecuadamente ante el electorado. Y con Obama enfrente puede que no haya tiempo suficiente para eso.

Luego si hay atentados terribles en territorio nacional después de que Obama haya recortado los gastos de Defensa, y caiga en desgracia, y el tema central de las elecciones de 2012 resulta ser la Seguridad Nacional o el terrorismo, el perfil ideal sería seguramente otro tipo de candidato como David Petraeus.

Newt Gingrich estaría bien para sacrificarlo en caso de que Obama llegue comof avorito indiscutible y no haya esperanzas de derrotarlo. Es un tipo que plantearía debates ideológicos profundos.

De todas formas, no hay que descartar nada. No sería la primera vez que la derrota de un candidato moderado un año, propicia cuatro años después la llegada de un candidato mucho más radical a la Casa Blanca. Aunque Gingrich es un personaje del pasado.

Para los republicanos todo debe empezar derrotando a Harry Reid en Nevada en 2010. Algo que está al alcance, viendo los índices de popularidad de Reid en el estado.

Anónimo dijo...

A Obama le vendria bien que se vaya Reid y darle el liderazgo a Durbin o a McCaskill.

Francisco

Octavio dijo...

Carlos:

Lo que pasa ahora es que los demócratas, en serio y sin miramientos, están pasando la escoba.

Como la primera víctima de la limpieza es un nonagenario, imagino que durante los próximos días, seguirán reemplazando a los ineptos y ancianos.

Esperemos que Obama arranque su primer mandato con el pie derecho.

Es muy temprano, a mi juicio, que los Republicanos comiencen a buscar candidatos para el 2012, faltan 4 años.

No creo que Sarah Palin sea significante en el 2012, pero el clic será por el lado Demócrata: Hillary 2012 suena fuerte pero en caso de que Obama vaya de capa caída.

Un saludo!

Octavio

Carlos :. dijo...

Yo creo que Jindal se anima en 2012 si Obama va de capa caida. Y con posibilidades!!

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Jindal creo que a finales de este mes tiene previsto visitar Iowa, invitado por no sé qué grupo a no sé qué cena. Si Obama llega mal puede arriesgar, pero sólo en ese caso.

Jindal no va a arriesgarse a la ligera a entrar en unas carrera electorla si no tiene una confianza plena en que va a ganar. Debes tener en cuenta que tiene sólo 37 años. En 2012 tendrá 40 años, en 2016 44 años, en 2020 tendrá sólo 48!! Dentro de 20 años tendrá todavía 57 años xD No va a arriesgar a la primera y mínima ocasión.

Aunque también muchas veces el ser demasiado prudente puede hacerte perder oportunidades. Que se lo digan a Mario Cuomo, que en 1991 no dio el paso porque todo el mundo pensaba que Bush era imbatible, y sólo un año después era batible, pero ya era demasiado tarde para presentarse. O si Obama hubiera decidido esperar a otro año, dando por hecho que Hillary este año tenía la nominación asegurada....

Al final siemrpe los que arriesgan ganan más que los que no lo hacen. Aunque también hay casos contrarios. Bill Clinton con 42 años estuvo considerando seriamente presentarse en 1988, año en el que tars el descarte de Gary Hart no había un candidato-referente claro. Decidió no hacerlo y presentarse en 1992 con 46 años. Le salió bien.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Luego con Jindal ocurre otra cosa. Las elecciones a Gobernador de Louisiana son en año impar. Fue elegido en otoño de 2007, la reelección sería en otoño de 2011. Tendría que estar concentrado en su reelecicón cuando otros ya estén en Iowa y New Hampshire.

Y no va a renunciar a presentarse a la reelección siendo tan joven. Salvo que Obama esté pidiendo que lo rematen.

Octavio dijo...

Antxon:

Muy buen análisis tuyo de que la edad es parte de la elección de la persona en presentarse a elecciones.

Yo tengo 25 años. Legalmente, puedo ser candidato a Diputado, creo que también a Intendente. En el 2011 tendré 28 años. En el 2015, 32 años, en ese año podría ser el candidato más joven para las presidenciales. Lo mismo en el 2019.

Algunos candidatos deciden esperar hasta que es el momento adecuado y el lugar adecuado. Si Clinton rechazó participar en 1988, por algo será. Es probable que intuía que iba a ganar un republicano, que al final resultó Bush I.

Estoy armando mi proyecto político. Después de mucho pensar, me decidí a comenzar vía internet, por no tener fondos para comenzar alquilando un local, y tener otras bases tradicionales.

El internet es muy útil, llega a más gente que lo que se piensa. Obama recurrió internet para llegar al electorado, generalmente, el electorado joven.

Espero que mi aventura sea interesante, los mantendré informados. (Ya casi toma gran forma el sitio web).

Saludos a todos!
Octavio
Argentina