jueves, 11 de diciembre de 2008

Al mejor postor

Según la ley del muy honorable estado de Illinois, si el asiento de uno de sus dos senadores queda vacante el gobernador debe elegir un sustituto. El que desee, sin más requisito ni selección que su propio criterio. Y por supuesto nadie duda de que un asiento senatorial es un pastel muy jugoso para cualquier político que quiera hacer carrera. Los hay que lo darían todo por conseguirlo, hasta dinero...

De eso era bien consciente el gobernador Rod Blagojevich cuando vio que iba a tener que decidir quién sustituiría a Barack Obama en la cámara y decidió, muy en el estilo de Chicago, sacar algo de tajada del nombramiento. Eso es al menos lo que argumenta el FBI y la justificación que da para haberle detenido hace horas por conspiración y soborno. Un chorizo menos... que por cierto no piensa dimitir de momento.

Barack Obama ha sido de los primeros en pedírselo, consciente de que un escándalo de esta magnitud protagonizado por un demócrata de su ciudad, podría dañarle. Y ahí no se queda la cosa: algunos rumores apuntan a que uno de los interesados en comprar el escaño podría ser Jesse Jackson Jr. Vamos a oír hablar muuucho de esto.

3 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Aún recuerdo que este hombre fotogénico y de impreisonante cabellera en 2002 se convirtió en el primer demócrata que lograba ser elegido Gobernador de Illinois en 25 años. El último Gobernador demócrata de Illinois había sido Danny Walker entre 1973 y 1977. Muchos vieron en Blagojevich a una futura estrella nacional, un futuro Presidente...

Carlos :. dijo...

le ha perdido la codicia...

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

No sé qué puede codiciar un Gobernador. Si lo tiene todo cuando asume como Gobernador. Poder, influencia, amigos, información... y cuando se retira le ofrecen mil puesto en mil consejos de administración de mil corporaicones interesadas en su agenda de contactos.

Ser elegido Gobernador es un seguro para enriquecerte y prosperar, sin necesidad de caer en la corrupción.