lunes, 1 de diciembre de 2008

Hoy es el día de Hillary

Habrá muchos flashes y muchos comentarios sobre la compleja relación de amor odio entre Barack Obama y Hillary Clinton. Dentro de pocas horas, el presidente electo presentará en Chicago a su equipo de Seguridad Nacional: seis rostros, tres hombres y tres mujeres, pero uno de ellos recibirá más miradas que nadie. La flamante candidata a secretaria de Estado estará acompañada en el escenario por el nominado a Fiscal General Eric Holder, el actual y futuro secretario de Defensa Robert Gates, la nominada a secretaria de Seguridad Interior Janet Napolitano, la futurible embajadora ante Naciones Unidas Susan Rice y el nuevo consejero de Seguridad Nacional James Jones. Según parece Obama quería esperar un poco más para anunciar la lista pero los atentados de Bombay han hecho que aparezcan las prisas.

No ha sido fácil cerrar el acuerdo con Hillary. Arduas negociaciones se han necesitado para que el equipo de Obama estuviera seguro de que las actividades de Bill Clinton no van a causar problemas. Han requerido la publicación de todos los que han contribuido a su iniciativa contra la pobreza y le han obligado a no aceptar donaciones de gobiernos extranjeros. También quieren asegurarse de que el Departamento de Estado controla qué dice y dónde lo dice durante los próximos años.

A pesar de estas precauciones el senador Richard Lugar, el republicano más importante del comité que primero investigará a Hillary, ya ha dicho que habrá preguntas sobre las finanzas de Bill. A pesar de esto, como todos, espera que Hillary sea confirmada por la cámara sin mayor problema.

De propina: comienzan ahora unos meses muy intensos para el gobernador de New York David Patterson, los periodistas no le van a dejar vivir tratando de averiguar a quién nombrará para sustituir a Hillary en el Senado durante los cuatro años de mandato que le faltan.

La bola de cristal: ya se empiezan a oír las primeras broncas y no tardarán en salir a la luz. Una mayoría como la que tienen ahora los demócratas en la Cámara de Representantes siempre tiene una consecuencia: desunión entre sus propias filas.

5 comentarios:

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Y parece ser que como número dos del Departamento de Estado estará James Steinberg. Otro hombre próximo a los Clinton, al que Obama apenas conoce. Parece que le otorga plenos poderes a Hillary.

Anónimo dijo...

A grandes poderes grandes responsabilidades.

Francisco

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Y James Jones tampoco es alguien cercano a Obama. Aunque tampoco a los Clinton. Seguramente se lo hayan recomendado, gente de fuera. Se dice que la selección de Jones es la que pero ha sentado en el círuclo de asesores más íntimos de Obama, porque estará demasiado cerca del Presidente, y no lo conocen. A ver cuánto dura en ese ambiente, aunque los militares suelen ser leales y lo aguantan casi todo.

Se dice que Biden está tratando de colocar a un hombre de su confianza, Tom Donilon, como segundo de Jones. Donilon es un hombre del CFR, y fue jefe de gabinete del Sceretario de Estado Warren Christopher.

Y es curioso que la persona de mayor confianza de Obama durante la campaña en temas de política exterior, Susan Rice, sea la que más lejos termine, en la ONU, en Nueva York.

Antxon Garrogerrikabeitia dijo...

Lo de dejar a Rice algo apartada de la Casa Blanca, es como una asunción de que en campaña no ganó el debate de la política exterior.

Llama la atención que cuente con tanta gente de más de 60 años para la política exterior. Y supongo que en los puestos de Inteligencia será más de lo mismo.

Carlos :. dijo...

Dicen que Jones estaba en las listas de todos los partidos, así que vete a saber. Lo qué sí que me extraña, antes de saber qué pasa con Donilon, es no ver más gente de Biden por ahí. Paraece que a Obama no le gustaba mucho la línea que llevó su campaña en política exterior